Escucha esta nota aquí

El 17 de junio de 1970 el mundo conoció la Range Rover, una vagoneta de dos puertas que combinaba las capacidades de los reconocidos vehículos de campo de Land Rover con las comodidades de un automóvil de lujo. Hoy, 50 años después, la marca celebra esta fecha especial con el lanzamiento de la edición especial Fifty que limitarán a solo 1.970 unidades.

El motorizado presenta una serie de detalles exteriores a medida, como dos llantas únicas de 22 pulgadas. La insignia presenta un guión 'Fifty' creado personalmente por el profesor Gerry McGovern OBE, director creativo de Land Rover, que aparecerá en el exterior del vehículo y en todo el interior en la exclusiva placa de puesta en servicio de la consola central "1 de 1970", reposacabezas, tablero de instrumentos y placas iluminadas.



Para diferenciar cada unidad vendida (y seguramente justificar el alza en precio que tendrá, aunque no lo hayan comunicado hasta el momento), la carrocería se puede escoger en los colores Santorini Black, Aruba Silver, Carpathain Grey y Rosello Red, pero un número “extremadamente limitado” de unidades se podrá escoger en los colores Bahama Gold, Davos White y Tuscan Blue que adornaban a la Range setentera.

En lo demás la Range Rover Fifty sigue siendo como las demás Range Rover, es decir, se puede elegir en versiones de carrocería normal o larga, motores diésel, gasolina e híbrido, y una larga lista de opciones de personalización.