Escucha esta nota aquí

Robbie Williams volvió a hablar de su estado de salud en una entrevista. En esta ocasión, el cantante británico hizo referencia directamente a problemas de salud mental que le están causando graves problemas en su vida. “Tengo una enfermedad que quiere matarme y está en mi cabeza, así que tengo que protegerme de eso”, dijo a The Sun.

Continuó explicando que si se limita a su voluntad, tiende a "sabotearlo todo". La estrella del pop reveló que intentar controlar su mente lo abruma, pero que eso a veces lo ayuda en el escenario. "A veces vivo feliz y es maravilloso, pero la mayoría del tiempo trato de lidiar con los conflictos que suceden en mi cabeza”, dijo.

Esta no es la primera vez que el polémico músico británico se refiere a sus problemas de "ansiedad neurótica", tal como él lo describe en su último libro, Reveal, donde también cuenta las razones que lo llevaron a internarse en un centro de rehabilitación en 2007.

"Este trabajo es muy malo para mi salud. Va a matarme. A no ser que lo vea de un modo diferente", dijo a The Sunday Times Magazine el pasado noviembre.

En septiembre de 2017, Robbie canceló los conciertos de su gira en Moscú y San Petersburgo tras los problemas de salud que sufrió durante el show del 2 de septiembre en Zúrich. "Mi brazo izquierdo se entumeció y no dejaba de babear por un lado de la boca. Tenía dolor de cabeza y también problemas para respirar", contó entonces el intérprete de Angels.