Escucha esta nota aquí

Tras el facelift (retoque del frente) de la gama del Serie 5, ha llegado el momento de la actualización del BMW M5 2021. El brazo deportivo de la marca alemana retoca el chasís de su sedán de alto desempeño para volverlo aún más adictivo, sin hacer de lado la importancia de un interior más tecnológico y un rostro más fresco.

Como es habitual, el BMW M5 está disponible en dos versiones. M5 "a secas" y una variante Competition para gustos más excéntricos. En ambos casos encontraremos un rediseño de faros, fascia y calaveras, así como una parrilla ligeramente más grande. El Competition se complementa con acabado negro brillante en difusor, fascia, parrilla, carcasas de espejos y alerón, según el portal Motor Pasión.

La actualización continua en la cabina, donde encontraremos las tecnologías más recientes dentro de BMW, como es un cuadro de instrumentos totalmente digital y un sistema de infoentretenimiento que crece su pantalla hasta 12,3 pulgadas, tanto para M5, como para su variante Competition.



De serie incluye asientos M Sport con tapicería en cuero Merino y ajuste eléctrico, aunque como opción para el Competition se pueden solicitar unos en color Black / Midrand Beige. Opcionalmente también están disponibles asientos multifunción con el logo M5 iluminado en las cabeceras.

Otro componente específico de esta variante deportiva son los interruptores M al volante, que permiten acceder rápidamente a la configuración más deportiva del vehículo y guardar los ajustes de dirección, suspensión, motor y hasta sonido de escape preferidos por el conductor.

Llega a 100 km/h en 3,3 segundos

Los ingenieros de BMW M pasaron un buen rato analizando el chasís del M5 y aprovecharon esta actualización para optimizarlo. Ahora utiliza los mismos amortiguadores que el M8 Gran Coupé, lo que ayuda a mejorar el comportamiento al límite e incrementar la comodidad en el día a día.

La fuente de poder no presenta cambios. Encontraremos el mismo motor V8 biturbo de 4,4 litros, capaz de generar 600 hp y 553 lb-pie para el M5; la versión Competition aumenta su poder hasta 625 hp y mantiene el mismo par de 553 lb-pie. Ambos desarrollan el torque máximo desde 1,800 rpm y lo mantinen hasta 5.600 rpm (M5) o 5.860 rpm (M5 Competition). Ambos utilizan una transmisión automática Steptronic de 8 velocidades.



La novedad principal de esta generación, presentada a finales de 2017, fue la introducción de un sistema de tracción integral xDrive. El M5 2021 lo mantiene con la misma promesa: un sistema que da prioridad al eje trasero y utiliza el delantero sólo para asegurar el grado correcto de adherencia. Para los más puristas, el sistema ofrece un modo 100% tracción trasera que incluso se puede combinar con asistencias desactivadas.

Si dejas oprimido el interruptor M Mode, el vehículo activa el modo Track, con el que se desactivan las funciones de confort y seguridad de las asistencias de conducción. La información mostrada en el cuadro de instrumentos y en el head-up display se reducirá a lo más relevante para el manejo deportivo, y la pantalla del sistema multimedia se apagará.

Con esta actualización, el BMW M5 está listo para plantar cara a los más temidos sedanes europeos. Sus ventas deberán comenzar en los principales mercados globales durante la segunda mitad de este año.