Escucha esta nota aquí

Siete unidades educativas en el municipio de Santa Cruz de la Sierra tienen problemas en su infraestructura a unos días de iniciar clases y aún deben ser refaccionados, informó este miércoles la alcaldesa cruceña Desirée Bravo.

La autoridad municipal afirmó que los trabajos no se detendrán para garantizar el reinicio de clases en todos los colegios de la capital cruceña.

“Vamos a hacer todo lo posible para que pueda estar listo para el primer día de clases que es el día lunes”, dijo Bravo en una conferencia de prensa realizada este miércoles.

La autoridad explicó que durante el receso escolar 350 unidades educativas ya fueron refaccionadas y “solo siete tienen problemas mayores”. Una de ellas es el modulo educativo ‘Luz y Saber’ y que ya está en proceso de reparación.

Llamado a los maestros

Bravo hizo un llamado a los maestros para que cuiden la infraestructura y mobiliario de los colegios, porque la refacción de las unidades educativas le cuesta anualmente al municipio 40 millones de bolivianos.

“Esto no pasa en los colegios particulares y por qué tiene que pasa que pasar en los colegios fiscales, en los colegios del Estado, cuando los maestros nos deberían ayudar a cuidar los establecimientos educativos”, afirmó.