Escucha esta nota aquí

Blooming quiere que sus jugadores vuelvan lo más pronto posible a los entrenamientos para que estén listos para competir. En ese afán, el cuerpo médico, a la cabeza de Wilson Catorceno, elaboró un manual de protocolo de bioseguridad, que la directiva ordenó que sea subido a las redes sociales para el conocimiento de los hinchas. El próximo paso, según explicó Juan Jordán, presidente del club celeste, será presentar el protocolo al Gobierno Departamental y a la Alcaldía para que sea aprobado.

El titular celeste habló del tema y de la visión de su directorio acerca de la realidad que vive el fútbol nacional.

¿Cómo es el protocolo de bioseguridad que elaboró Blooming?

Es completísimo. Es para volver a entrenar y jugar un campeonato ya sea con o sin público en las graderías. Es un trabajo completo y que se hizo desde cero bajo el comando del médico del plantel (Wilson Catorceno), quien incluso colaboró al cuerpo médico de la Federación Boliviana de Fútbol, que solo presentó al Gobierno Nacional un protocolo para que la selección vuelva a entrenar y no para que se reanude el campeonato.

 Adrián Monje, director de Competiciones de la Federación, dijo que cada equipo necesitará más de 160 mil dólares para jugar lo que queda del torneo Apertura en una sola sede...

Que Adrián Monje se dedique a elaborar el fixture. No tiene por qué lanzar cifras, ¿acaso es médico para hablar sobre el tema?

¿Cuánto calcula que se podría gastar si el torneo se reanuda en una o dos sedes?

Es mucho menos lo que se gastaría en los protocolos. Lo explico. No es lo mismo un club como Blooming, que tiene cuatro canchas para entrenamientos y el espacio suficiente para que se muevan sus jugadores que otro club que no los tiene. Cada club tiene su precio para implementar el sistema de bioseguridad. Ahora, si se decide jugar en una sola sede, habría que definir en qué hotel será el hospedaje y otros temas logísticos que merecen una evaluación seria.

En principio se gastaría aproximadamente 17 mil dólares para implementarlo; el presupuesto mensual sería de unos 10 mil dólares. Nosotros contamos con la desinfección por rayos ultravioletas en el gimnasio donde nuestros jugadores están la mayor parte del tiempo. Es una ayuda que hizo un socio del club.

¿Usted cree que prevalecerá la propuesta de jugar en una o dos sedes?

Lo veo difícil porque ahora todo mundo está tirando para su lado. Always Ready, por ejemplo, dice que no se moverá de El Alto.

¿Y qué van hacer con su propuesta de protocolo de bioseguridad?

Primero lo hemos puesto en nuestras redes sociales para que la afición lo conozca y se entere que el club está siempre a la vanguardia. El siguiente paso será solicitar reuniones con autoridades del Gobierno Departamental y la Alcaldía para hacerlo conocer y nos puedan permitir  volver a los entrenamientos. Nos hemos enterado que la próxima semana empezarán a entrenar Wilstermann, The Strongest y lo mismo debería hacer Bolívar, que jugará la Copa Libertadores.

¿No sería mejor que todos retomen los entrenamientos y no por grupos?

Por supuesto, es lo mejor, pero veo, como siempre, maniobras de la Federación para sacar ventajas. Es increíble lo que pasa en nuestro fútbol, pero ya comenzó la debacle en la FBF con la salida de Téllez. No sé si aceptarle la renuncia es un premio  porque tiene muchas cuentas por rendir.

 ¿Blooming propuso una fecha tentativa para volver a competir?

En el club consideramos que se lo puede hacer máximo en la última semana de julio. Así alcanzaría para que se jueguen las 40 fechas de la temporada y sin ningún problema. De todas maneras, sabemos que en la Federación quieren que se jueguen solo las 14 fechas que le restan al Apertura hasta fin de año. A Blooming le convendría porque tendremos más partidos de local, pero no queremos problemas y por eso pedimos que se cumplan las 40 fechas que le faltan por disputar a la temporada.