Escucha esta nota aquí

Un ataque con un coche bomba reivindicado por el grupo yihadista EI en una localidad ubicada al norte de Bagdad dejó al menos 35 muertos.
"Tenemos 35 mártires y más de 70 heridos", dijo Mohamed Jawad al Hamadani, miembro del consejo de la provincia de Diyala.

El ataque ocurrió en la zona del mercado de Khan Bani Sad, a 20 kilómetros de Bagdad, en la víspera de la fiesta que marca el fin del Ramadán, que los sunitas celebran ayer, pero que los chiitas celebran el sábado.

"La explosión fue muy grande, causó muchos daños", señaló Rad Fares al Mas, miembro del parlamento desde Baquba, capital de Diyala, adyacente al lugar de la explosión.

Entre las víctimas hay muchas mujeres y niños. Las imágenes difundidas por la televisión iraquí mostraban que el lugar donde fue detonada la bomba quedó devastado y que varios edificios fueron destruidos por la explosión.

En un foro yihadista el grupo sunita Estado Islámico (EI) reivindicó el ataque. "Nuestro hermano Abu Ruqaya al Ansari avanzó con su coche cargado con casi tres toneladas de explosivos hacia donde estaban reunidos las milicias "rafidha", afirmó el mensaje, que utiliza un término despectivo para referirse a los chiitas,una rama de los musulmanes