Escucha esta nota aquí

España registró un crecimiento de su Producto Interior Bruto (PIB) del 1,4 % en 2014, confirmando su recuperación tras una caída del 1,2 % en 2013, pero el empleo sigue sin despegar.

Los datos provisionales publicados este viernes por el Instituto Nacional de Estadística (INE) confirman la recuperación de la economía española, que creció un 0,7 % en el cuarto trimestre de 2014 comparado con el trimestre anterior.

En 2015 prevén crecer un 2,5%

Esta cifra se ajusta a las previsiones del gobierno conservador español, que espera que el crecimiento se acelere al 2 % en 2015. El ministro de Economía, Luis de Guindos, estimó el lunes que el derrumbe del precio del petróleo y la tasa de cambio favorable al euro permitirán crecer hasta un 2,5 % a la economía española.

Para conocer la cifra definitiva del PIB y cuáles fueron los sectores más dinámicos, habrá que esperar a finales de febrero.

En su boletín de enero, el Banco de España constató una recuperación del consumo interior y del sector de la construcción, devastado tras la explosión de la burbuja inmobiliaria de 2008, así como del turismo, con una cifra récord de 65 millones de llegadas de extranjeros al país.

La cuarta economía de la zona euro también vio crecer sus exportaciones, con un incremento del 5,8 % en los once primeros meses del 2014, según el Ministerio de Economía.

La creación de empleos sigue estancada

Pero pese a los buenos datos macroeconómicos, el empleo sigue sin despegar en España, donde la tasa de desempleo se sitúa en el 23,7 % de la población activa, y alcanza el 51, 8 % entre los jóvenes de menos de 25 años.

Además, los precios al consumo descendieron un 1,5 % en enero respecto al mismo periodo del año anterior; su caída ininterrumpida desde hace siete meses ha disparado el temor a la deflación.