Escucha esta nota aquí

El estreñimiento es un problema del aparato digestivo en el cual el movimiento del intestino grueso llamado peristaltismo, se hace lento e irregular. Esto ocasiona que las heces fecales se endurezcan y se sequen, haciendo difícil su evacuación.

Además, causa que se repartan toxinas a través de la circulación sanguínea, intoxicando todo nuestro organismo, predisponiendo a la aparición de reumatismo, artritis e hipertensión arterial u originar problemas graves de salud como la diverticulitis, hemorroides y hasta cáncer de colon.

La nutricionista Roxana Alba López señala que, en la mayoría de los casos, la alimentación inadecuada para el tipo de metabolismo de la persona, además del elevado consumo de alimentos ricos en calorías y bajos en fibras, azucares refinados, grasa de origen animal, carnes rojas y procesadas, y alcohol, son los que ocasionan esta condición. Asimismo, el sedentarismo la obesidad y el estrés, causan constipación de vientre.

Para prevenir el estreñimiento, Alba López recomienda consumir gran cantidad de verduras crudas y frutas, con la piel para aprovechar la fibra alimentaria, al igual que cereales, granos integrales y yogures, por su gran contenido de pro bióticos, y disminuir el consumo de carnes de res grasosas, de cerdo o menudencias, remplazándolas por carnes blancas.


Roxana Alba López es propietaria de Cronenbold Catering Foto: DFilms Video & Fotografía

Además, se tiene que disminuir el consumo de alimentos bajos en fibra y alimentos procesados e industrializados, como enlatados, pan blanco, arroz y pastas. Evitar los quesos secos, el plátano, el membrillo y el té, debido a la presencia de taninos que son astringentes.

De igual manera, hay que consumir bastante cantidad de agua y líquidos bajo en azucares y naturales como, jugos de vegetales verdes, ya que son ricos en potasio y este mineral trabaja en conjuntos con el magnesio.

La experta también aconsejo ingerir aceite de oliva, entre dos y tres cucharadas al día (incluidas las de las preparaciones culinarias), ya que actúa como lubricante a nivel intestinal. Asimismo, practicar actividad física resulta muy positivo, puesto que ayuda a fortalecer los músculos de la pared abdominal que intervienen en la expulsión de las heces.

“No busquemos darle una solución con el abuso de consumos de laxantes, así sean naturales, ya que estos provocan una irritación a las paredes intestinales, causando que cada vez nos volvamos resistentes a ese daño que provocan estos fármacos. Cuando se sufre estreñimiento lo más recomendable es acudir a un profesional de nutrición, para que estudie el caso concreto de cada persona y realice una alimentación personalizada”, indicó Alba López. De esta manera se logra que la alimentación sea mucho más efectiva y segura, ya que se adaptará al metabolismo de la persona y sus necesidades fisiológicas.