Escucha esta nota aquí

La pandemia global del Covid-19 no solo ataca la salud de los ciudadanos, también perfora los bolsillos de las familias, especialmente de las más vulnerables del país. Y es que a medida que el virus se hace más invencible y letal los precios de los medicamentos esenciales o recomendados para combatirlo, sea por la alta demanda o escasez, alcanzan valores exorbitantes. En algunos casos duplican y hasta triplican el costo.

De una lista de medicamentos que registran alta demanda (paracetamol, ibuprofeno, aspirina, aspirineta, prednisona, dexametasona, enoxaparina, atracurio, vitamina C y D, zinc, azitromicina y claritromicina), cuyos datos fueron compartidos por licenciadas de bioquímicas que trabajan en farmacias, revelaron que al menos seis modificaron su valor durante la pandemia del coronavirus.

Las fuentes consultadas indicaron, por ejemplo, que el blister de 10 tabletas de aspirina que costaba Bs 5 escaló a 10; la azitromicina de 500mg subió de Bs 5 a Bs 10 e incluso 15 la tableta; la ivermectina que antes costaba Bs 10 a Bs 25 y 30; la prednisona de 20mg escaló de Bs 2 a Bs5; la dexametasona de Bs 5 a 7 y 10; y los barbijos más económicos, de Bs 1 a 5. 

“Hay farmacias que han duplicado los precios de muchos medicamentos siendo que los laboratorios en ningún momento ajustaron los precios”, mencionó una las profesionales consultadas a tiempo de reprochar también el abuso.

El presidente de la Federación Departamental de Juntas Vecinales (Fedjuve) Santa Cruz, Omar Rivera, reforzó la información al aclarar que este sector desde que empezó la cuarentena total en la capital cruceña, a través de las redes sociales, denunció el abuso en la subida de precio al que someten las farmacias a la población.

Mencionó que la ciudadanía en este momento de mayor contagio del virus está indefensa y que los negocios estarían escondiendo los medicamentos más esenciales para tratar el Covid-19 para especular con su costo. “Pedimos a los tres niveles del Estado (Gobierno, gobernaciones y alcaldías) ejercer un estricto control en los precios para defender la economía de la clase popular. Hasta ahora lo único que hicieron fue show político porque si llegan a los barrios no ofrecen ni un remedio”, reprochó.

Desde el Ministerio de Salud informaron que para mañana tendrán los datos y las cifras del control de precios de medicamentos en las farmacias del país. Los responsables afirmaron que solicitaron los informes para conocer las medidas que se adoptaron y que el personal empezó a trabajar casi de inmediato.

El artículo 8 del decreto 4201 del 25 de marzo es el único que hace referencia a la Agencia Estatal de Medicamentos y Tecnologías en Salud (Agemed) y la autoriza a, “agilizar los procesos de emisión de los registros sanitarios y autorizaciones correspondientes” para la adquisición de medicamentos, dispositivos médicos, insumos, reactivos, equipamiento médico, derivados a la Central de Abastecimientos y Suministros de Salud (Ceass).

Cadenas de farmacias

Desde de la cadena de farmacias Farmacorp el director comercial y de marketing, Gabriel Crespo, dijo que no modificaron su estructura de precios. Sin embargo, denotó que hay que comprender que las condiciones del mercado a escala mundial cambiaron y que los precios de los medicamentos y productos Covid-19 se elevaron en el mercado internacional debido a la alta demanda y la escasez, la disputa entre los países para acceder a los fármacos, y dificultades en la logística de importación.

En tanto, subrayó, los proveedores piden pagos por adelantado y Farmacorp está invirtiendo de manera permanente porque la prioridad es garantizar que Bolivia cuente con los productos y medicamentos necesarios para luchar contra el Covid-19.

Hizo notar que, por ejemplo, en medicamentos como dexametasona disponen del genérico desde Bs 3,70 y el de laboratorio extranjero, con marca específica que cuesta  Bs 6,90. La azitromicina genérica Bs 11,70 y la de laboratorio extranjero que se vende en Bs 82. En el caso de los barbijos, los desechables están costando Bs 4,50 y los KN95 valen Bs 36,60. "Los productos de menor precio tienen más alta rotación y permanentemente, pero estamos reponiendo el stock en nuestras farmacias. Además, todos los medicamentos y productos son importados legalmente y con registro sanitario de  Agemed Bolivia”, enfatizó Crespo.

El ejecutivo aclaró que Farmacorp hace el mayor esfuerzo por adquirir, importar y distribuir a todo el país los medicamentos que las personas necesitan y que actúan con transparencia con sus clientes, quienes pueden ingresar a la página web o a la App para consultar precios y laboratorios de donde provienen los medicamentos genéricos o con nombres comerciales, además del stock disponible.

Desde Farmacias Chávez su director ejecutivo, Leonardo Salvatierra, indicó que algunos proveedores aumentaron los precios de sus productos y esto obligó a hacer ajustes en el valor de la venta, principalmente en insumos como barbijos, guantes y alcohol en gel.

Por otro lado, aclaró que a veces surgen quiebres de stock de medicamentos genéricos a escala nacional que recetan en los hospitales y centros de salud, los mismos que no abastecen la medicación y los pacientes recurren a las farmacias para comprar sus medicinas. Aclaró también que se registra alta demanda y existe la escasez de productos como ibuprofeno, indometacina, paracetamol, prednisona, entre otros. Hasta reabastecer nuevamente, muchos clientes optan por las marcas comerciales, cuyos medicamentos cuestan más”, precisó Salvatierra.

“Es  importante que la población tome en cuenta los efectos de la fluctuación de precios y contratos de ventas entre proveedores y farmacias. Por nuestra parte, comercializamos productos certificados, facturados y cumplimos con las buenas prácticas de almacenamiento para garantizar insumos médicos de calidad a los bolivianos”, enfatizó.