Escucha esta nota aquí

Decidieron no entrar en paro, porque no quieren perjudicar a la población en plena pandemia por el coronavirus, por eso, un grupo de trabajadores de la salud, en representación del gremio, ingresó a huelga de hambre el pasado 12 de junio, pero hasta hoy, no hay una respuesta de las autoridades departamentales y municipales respecto a los pedidos que realizan.

"No hemos tenido ni siquiera un acercamiento, una llamada para convocarnos", comentó Robert Hurado, ejecutivo del sector que lamenta que hoy, en medio de la protesta, una auxiliar de enfermería perdió la vida en San Ignacio de Velasco a causa del Covid-19, convirtiéndose así, según él lo asegura, en el deceso número 21 dentro del sector que ya lleva más de 300 contagiados en todo el departamento.

Hurtado ratificó los pedidos que realizan como sector, como la entrega de equipamiento de bioseguridad, la reposición del personal que se encuentra con baja médica, pruebas rápidas para quienes están en continuo contacto con pacientes con coronavirus, además de salas de aislamientos en los hospitales para los trabajadores con Covid-19. ´

La medida de protesta se realiza afuera de las instalaciones del Hospital San de Dios con una treintena de funcionarios de distintos centros de salud que, si no son escuchadas sus solicitudes, procederán a realizar una acción popular contra el gobernador, Rubén Costas, y la alcaldesa interina, Angélica Sosa.

Ayer, Arturo Murillo, ministro de Gobierno, anunció la entrega de 130 nuevos ítems para hospitales de primer y segundo nivel de los cuales ocho irán para Montero. La autoridad nacional informó que con esto ya son 450 que ha recibido el departamento y se comprometió a seguir entregando ítems y equipos en los próximos días.

A su vez, la secretaria de Finanzas del municipio cruceño, Sandra Velarde, informó que desde hace cinco años la Alcaldía de Santa Cruz de la Sierra asumió la contratación eventual de 2.471 trabajadores de salud que se encuentran en la red municipal, contratos que debían haber sido realizados por el Gobierno nacional. El gasto anual de estas contrataciones son de Bs 218 millones.

"Desde enero también se tiene contratado un plantel de 437 ítems haciendo un costo anual de Bs 58 millones. Venimos pidiendo reiteradamente al Gobierno nacional de que por favor asuman su competencia de ley que es la contratación de este personal. Desde que empezó la pandemia hemos realizado nuevos contratos, como también personal de emergencia. Hay contratos que comenzaron en marzo y finalizarán a fin de año", informó Velarde.

La funcionaria municipal indicó que los 130 ítems que se entregaron son muy pocos por los gastos que la Alcaldía ha asumido.

"Las nuevas contrataciones son para apoyar a la lucha contra el Covid-19 y hemos realizado contrataciones para reforzar el primero y segundo nivel, además de las brigadas médicas", acotó Velarde.