Edición Impresa

OPINIÓN

Medidas económicas estériles

24/6/2020 03:00

Escucha esta nota aquí

Marcelo Núñez Araúz

Past presidente Colegio Deptal. de Economista de Santa Cruz

A lo largo de la historia, la humanidad se ha debatido entre recesiones y expansiones. La Biblia menciona “siete años de vacas gordas y siete años de vacas flacas”. La primera gran depresión que se tiene registrada en forma detallada se originó en la Bolsa de Valores de Nueva York, fue el crack del famoso ‘jueves negro’, exactamente el 29 de octubre de 1929, cuando el precio de las acciones de las empresas cayó estrepitosamente, miles de empresas quedaron en bancarrota, cientos de bancos en quiebra, todo un sistema financiero por los suelos, millones de personas sin empleo. ¿La causa? Un fallo en el mercado, las utilidades que obtenían la mayoría de las empresas que cotizaban en la Bolsa no eran fidedignas, las altas rentabilidades que generaban las acciones eran ficticias, ¿Cuál era el negocio? Comprar acciones baratas y luego venderlas más caras, total siempre habría ganancias. ¿Cuál fue el error ante tanto desastre?, los gobiernos dejaron que todo un sistema como el financiero se derrumbe.

Por aquellos años se especuló mucho sobre la caída del capitalismo. El socialismo empezaba a reinar en Rusia después de la caída de los zares, producto de la revolución Bolchevique en 1917. Por suerte para todo el sistema, en 1936 aparece Jhonn Maynard Keynes, con sus recetas descritas en su célebre libro Teoría general del empleo, el interés y el dinero. Para Keynes el ingreso total de la sociedad está compuesta por la sumatoria del consumo y la inversión; por tanto, para aumentar el empleo hay que fomentar el consumo de las familias mediante la inyección de bonos, subsidios, etc. y la inversión que se aplica más en el largo plazo está destinada a las empresas. Para ello, el banco central debe disminuir las tasas de interés, fomentar el crédito barato, reducir impuestos; en otras palabras, hay que inducir la demanda agregada, puesto que la oferta se motiva sola.

En 1944, en Bretton Woods, se realiza la célebre reunión de las naciones vencedoras de la Segunda Guerra Mundial, (aunque oficialmente Medidas económicas estérilesno había terminado la guerra). Por sugerencia de Keynes, deciden crear el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional, además el Dólar estadounidense es aceptado como moneda de respaldo y como sustituto del oro, con la finalidad de evitar las fluctuaciones de los precios (inflación o deflación). El prestigioso economista británico sugirió también la creación de una moneda universal, medida que no avanzó porque el dólar era la moneda de referencia.

A mediados de los años 70 irrumpe otra recesión, la denominada “Crisis del Petróleo”, originada por la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), cuyos miembros se agruparon en 1969 formando un cartel y deciden reducir la oferta de crudo; la demanda superó a la oferta ocasionando que el precio suba de $us 3 a $us 30 por barril de petróleo. Muchas aerolíneas nacionales e internaciones cerraron sus operaciones, los costos se elevaron, la economía en su conjunto sufrió los embates de la inflación. La industria automovilística tuvo que adaptase a producir carros más pequeños y versátiles, con menor consumo de combustible al igual que la industria pesada.

La reciente crisis ‘subprime’ o de derivados, ocurrida en julio del 2008, se origina como consecuencia de la drástica reducción de las tasas de interés para construcción y vivienda aplicada en EEUU; otro fallo del mercado. Construir con créditos baratos y luego vender más caro parecía ser negocio seguro, algo similar a la recesión de los años 30, los bancos otorgan créditos sin respaldo (activos tóxicos) hasta que explota la burbuja, algunos bancos quiebran, pero se da la intervención oportuna de los gobiernos socorriendo para que no suceda lo mismo que el crack del 29, (otra medida Keynesiana) de manera que el sistema vuelve a estabilizarse.

Finalmente la crisis del Covid-19 no permite que empresas ni familias puedan desarrollar eficazmente sus actividades, rubros como el transporte terrestre, aéreo y marítimo están condicionados a un número limitado de pasajeros, regiones que dependen del turismo se encuentran prácticamente desiertas, hay restaurantes sin comensales, salones de eventos sin clientes, conciertos sin espectáculos, estadios y coliseos sin públicos, hoteles sin huéspedes, colegios y universidades sin alumnos, proyectos y construcciones paralizadas, etc. ¿Qué medidas económicas se pueden aplicar para reactivar la economía, si la gran mayoría de la población teme infectarse y por otro lado las autoridades prácticamente obligan a quedarse y no salir de casa para evitar que se propague el virus?. Los diversos bonos, subsidios, subvenciones, postergaciones pago de impuestos etc., que promueven los gobiernos son medidas únicamente paliativas.