Escucha esta nota aquí


Los habitantes de Puerto Paila, en el municipio de Cotoca, pidieron ayuda en la madrugada de este miércoles por el ingreso de las aguas del río Grande, que rompieron un dique de contención del río Cotoca y llegaron hasta la plaza de la población. 

Raúl Alvis, presidente del Concejo Municipal de Cotoca, informó que los más afectados son del barrio San Juan, donde cerca de 80 familias -donde viven 500 personas- sufrieron por el ingreso del agua a sus viviendas. “El agua llegó con toda su fuerza, el agua alcanzó el metro y medio en algunos domicilios, esa gente salió al trillo y a la carretera. Hemos habilitado un alberque en un colegio de la plaza”, explicó en contacto telefónico con EL DEBER. 

De acuerdo con el informe, el defensivo del río Cotoca, en un trayecto de 20 metros se vino abajo, por la fuerza del rebalse del río. Las autoridades ingresaron a la zona con maquinaria pesada, abrieron canales para que el agua fluya hacia el Río Grande. Posteriormente, procederán a bombear el agua de las casas.

El cementerio también resultó inundado. Incluso, el agua subió hasta un lado de la carretera. La tormenta del lunes originó esta situación, ya que las aguas bajan de inmediato hacia esa población.  

Muchos pobladores, cuyas casas fueron totalmente inundadas, recuperaron sus pertenencias para ponerlas a buen recaudo a un lado de la carretera a Pailón.


Intensa lluvia en Santa Cruz

El secretario ejecutivo de la Gobernación, Luis Alberto Alpire, calificó la lluvia del lunes de "extraordinaria", ya que cayó 302 milímetros de agua por metro cuadrado, según los datos de la estación agrometeorológica del Parque Industrial.

El agua cayó torrencialmente en la provincia Andrés Ibáñez y en la zona norte de Santa Cruz, y con menor intensidad en los valles, en Cordillera y la Chiquitania.