Escucha esta nota aquí

Megan Rapinoe, Balón de Oro de 2019, y compañeras de la selección estadounidense como Tobin Heath y Christen Press no se encuentran en las listas de sus equipos de cara al torneo con el que el sábado se reactiva la liga femenina de fútbol (NWSL).

La ausencia de Rapinoe, estrella de la selección campeona de los dos últimos Mundiales, en la NWSL Challenge Cup ya había sido reportada a principios de mes por el entrenador de su equipo, el OL Reign, sin que se hayan hecho públicas las razones.

"Megan nos hizo saber que ha decidido no jugar en el torneo", dijo el director ejecutivo del equipo, Bill Predmore, en un comunicado este martes. "Nos encantaría tenerla en el club para el torneo, pero entendemos y respetamos su decisión".

El torneo de la NWSL, que adelanta en su regreso a las actividades a la liga masculina (MLS) y otras competiciones como la NBA, se disputará durante un mes en dos canchas sin espectadores del estado de Utah. Desde el anuncio del torneo, algunas jugadoras habían expresado dudas respecto a competir debido a los riesgos que genera la pandemia de coronavirus.

El lunes, uno de los nueve equipos de la liga, el Orlando Pride, anunció que no participará en la NWSL Challenge Cup después de que seis de sus jugadoras y cuatro empleados dieran positivo en pruebas de coronavirus. Este martes, las delanteras Christen Press (Utah Royals) y Tobin Heath (Portland Thorns FC) sí confirmaron que sus ausencias son una medida de prevención frente al virus.

"Es profundamente doloroso no poder jugar al juego que amo, y ver los efectos más amplios de la pandemia global en nuestra liga, deportes y nuestro mundo", dijo Press en un comunicado. "Lamentablemente, dada la incertidumbre creada por la Covid-19, debo elegir no participar en este torneo. Sé lo afortunada que soy de poder tomar esta decisión".

"Aunque quiero estar en el campo con mis compañeras de equipo haciendo lo que me gusta, por la incertidumbre y los riesgos creados por la Covid-19 he decidido no participar", dijo Heath. Otras figuras de la selección estadounidense habían descartado previamente su presencia en el torneo por diferentes razones, entre ellas la atacante Alex Morgan (Orlando Pride), quien dio a luz a su primera hija en mayo.

La NWSL Challenge Cup, cuya participación es voluntaria para las jugadoras, será un torneo de 25 partidos que se jugarán en el Rio Tinto Stadium de Sandy y el Zions Bank Stadium de Herriman y concluirá con la final el 26 de julio.