Escucha esta nota aquí

Algunas farmacias fueron clausuradas este miércoles en diferentes zonas de la capital cruceña, durante controles realizados por la Alcaldía, la Gobernacion, la Policía y la Fiscalía a la venta de fármacos. En la acción se verificó la conservación de los medicamentos, el manipuleo y las medidas de bioseguridad que se aplican en esta cuarentena por el Covid-19.

El operativo comenzó con la concentración de las autoridades en el segundo anillo y avenida Cristo Redentor. Luego recorrieron las farmacias que están ubicadas por la avenida Cañoto, Alto San Pedro y otras puntos de la ciudad.

El director de Seguridad de la Alcaldía, Manfredo Borda, informó que se observó un alza en los precios de productos como los barbijos y otros fármacos que son requeridos por la población en esta cuarentena, además de las reducidas medidas de bioseguridad existentes cuando una persona llega a la farmacia.

Hasta pasado el mediodía de este miércoles se reportó la clausura de varias farmacias. En otros casos las autoridades están dejando notificaciones y advertencias para que ajusten los precios, eviten la especulación y cumplan las medidas de bioseguridad.

Por su parte, el director de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen, Rubén Barrientos, sostuvo que las acciones siguen y que también se están abriendo investigaciones por los delitos de especulación, manipulación y mala conservación de los productos farmacéuticos. 

Afirmó que, para el control, la Felcc dispuso de unos 70 agentes, pese al aniversario de la Policía, además aseguró que se evidenció que en las farmacias, cuando empezó la pandemia, los barbijos tenían bajo costo, pero ahora su precio subió hasta seis veces más y lo peor es que la venta a la gente es limitada.

En otro hecho manifestó que en farmacias de algunas zonas se detectó que no hay las medidas de conservación de los medicamentos y que hay especulación con los precios.  

Por su parte, la Fiscalía, dirigida por Róger Mariaca, participa con al menos 10 personas en los operativos. Durante la acción se revisan talonarios de precios, además si las farmacias cuentan con las resoluciones de funcionamiento de autoridades de salud.

La Alcaldía observó que cuando se inició la cuarentena había fácil acceso a guantes, barbijos y otros materiales y fármacos. Por ejemplo, la caja de barbijos costaba entre Bs 60 y 70, pero ahora su costo es hasta seis veces más.

Las autoridades coinciden en que los operativos no significan una persecución a las farmacias, sino que se busca mejorar la venta de medicamentos con costos y precios justos, sin especulación en todos los productos para garantizar la salud en estos tiempos difíciles. No se detuvo a ninguna persona. Por la tarde ofrecerán un informe detallado de todo el operativo.


​​