Escucha esta nota aquí

El ministro de Gobierno, Arturo Murillo, agradeció la intervención del Defensor del Pueblo de Cochabamba, Nelson Cox, en la liberación del policía que fue retenido en K'ara K'ara, y lamentó que el Gobierno no pueda tomar acciones más duras en contra de los agresores porque tiene en contra a jueces, fiscales y a dos tercios de la Asamblea Legislativa.

En conferencia de prensa manifestó que la Policía no para, trabaja 24 horas al día. Por ello condenó que ayer, a un día de la celebración del 194 aniversario de la institución, secuestraran a un efectivo en K'ara K'ara. Denunció que los autores fueron “unos delincuentes que trabajan para el prófugo narcoterrorista Evo Morales”.

Explicó que se recuperó al policía “gracias a acciones que se tomaron, lo pudimos recuperar después de medianoche, y también debemos agradecer las acciones que realizó el Defensor del Pueblo de Cochabamba, porque participó en las negociaciones”. 

“Fue en venganza porque detuvimos a tres personas. Entre ellas, una candidata a senadora del MAS, involucrados en el secuestro de armas, en golpear policías y militares en varias ocasiones y en todas las movilizaciones realizadas en Cochabamba. No vamos a permitir que hagan lo que les da la gana en el país”.

Murillo dijo además que “No tenemos a la justicia ni al Ministerio Público de nuestro lado”, al hacer alusión a los recientes cambios en el Tribunal Supremo de Justicia, que ayer eligió como presidente a Olvis Égüez, quien ocupó varios cargos en la Fiscalía General durante la gestión de Ramiro Guerrero, un afín al MAS, y al enfrentamiento con el Fiscal General, Juan Lanchipa, que trabajó con el anterior Gobierno. 

Según Murillo, la gente le pregunta por qué no encarcelan a quienes provocan violencia. "No estamos en dictadura. La Policía procede a la captura, los entrega a la Fiscalía que los imputa, los manda al juez, y éste los libera”, respondió el ministro. Adelantó que en algún momento se dará a conocer la lista de jueces que liberan a terroristas, narcotraficantes, violadores para que la población se entere.

Recordó que a eso se suma que Áñez gobierna con dos tercios de la Asamblea Legislativa en contra. “Hoy esa instancia rechaza aprobar créditos y bonificaciones a los bolivianos en tiempos de pandemia”, concluyó.