Escucha esta nota aquí

El Gobierno presentó el Programa Nacional de Reactivación del Empleo que contempla un presupuesto inicial de Bs 16.000 millones que fue aprobado a través del Decreto Supremo 4272.

Los recursos preliminares saldrán del Tesoro General de la Nación (TGN), de una operación de titularización del Banco de Desarrollo Productivo (BDP) que servirán para dar liquidez al sistema financiero para planes de financiamiento y créditos. En otros casos, los recursos provendrán del financiamiento de la Agencia Estatal de Vivienda (AEvivienda), según el Gobierno.

Los cinco objetivos de este decreto que contiene el programa, según el ministro de la Presidencia, Yerko Núñez, serán las de dar capital de trabajo para los productores y las empresas, crear empleo intensivo para las obras públicas, incentivar el emprendimiento a los pequeños y medianos empresarios, incentivar la compra estatal de productos bolivianos y ahorrar en gastos innecesarios del Estado.

El ministro de Desarrollo Productivo, Óscar Ortiz, explicó a EL DEBER, que en estos momentos, el programa está pensado que empiece con un presupuesto inicial de Bs 16.000 millones que servirán a su vez, “para apalancar más recursos económicos”, con la finalidad de proteger tres de cada cuatro empleos de ciudadanos bolivianos. Un total de 4,5 millones de empleos.

Otro monto, de Bs 13.880 millones para el 25% de los demás empleos, será apoyado con los recursos de la planta de polietileno y polipropileno y para impulsar la reactivación.

Oportunidades temporales

En la presentación detallada que realizó el ministro Óscar Ortiz, dijo que el primer Programa Directo de Empleo que crea el decreto, tiene como objetivo brindar oportunidades laborales temporales a las personas que hubieran tenido dificultades para mantener su empleo durante la pandemia.

En este sentido, habrá una transferencia de Bs 100 millones para crear 50.000 empleos por mes. El programa será trabajado por el Fondo de Inversión Productiva y Social (FPS) y los gobiernos municipales y departamentales, así como también el Ministerio de Trabajo.

Financiamiento

El programa nacional vincula al Financiamiento para la Reactivación y la Preservación del Empleo con cinco herramientas financieras: el Fondo de Reactivación Post Covid-19 (FORE) que alcanza a Bs 12.000 millones y apoyará al sistema financiero para reprogramar créditos a fin de preservar los empleos.

La segunda herramienta es el Fondo de Garantía Sectorial (Fogasec), que tendrá Bs 1.100 millones y buscará facilitar el acceso a créditos de las medianas empresas.

El Fondo de Financiamiento de las Micro y Pequeñas Empresas (Mipymes) que también será un fondo de garantía, con Bs 120 millones para ayudar a las micro y pequeñas empresas para que puedan acceder a financiamiento.

El Fondo de Garantía para el Crédito de Vivienda Social y Solidaria contará con Bs 500 millones de un fondo de garantía inicial, que ayudará a todas aquellas personas que desean adquirir una vivienda propia con un monto de hasta Bs 150.000 de crédito y también habrá disponibles recursos para que las personas puedan acceder a un préstamo en condiciones blandas para mejora y ampliación de vivienda, de hasta Bs 70.000.

Se creará una normativa para titularizar la cartera de créditos de vivienda a fin de que se puedan generar Bs 8.000 millones adicionales para que la banca y el sistema financiero en su conjunto, puedan contar con la liquidez necesaria para la reactivación económica.

El ministro Ortiz explicó que dentro de este programa nacional, también se están aprobando normas que van a facilitar la reprogramación de los créditos.

Agro, construcción y turismo

Por otro lado, el programa contempla medidas de apoyo sectorial, como el Plan Nacional de Respuesta y Rehabilitación para el Sector Agropecuario, se va a impulsar la construcción y ampliación de vivienda; se va a financiar al 3% de interés paquetes de turismo interno a fin de dinamizar la economía del sector; y en los próximos 12 meses, se va a comercializar la gasolina aviación el jet fuel, al precio nacional para las rutas internacionales.

Esto ayudará a que una vez las autoridades sanitarias autoricen los vuelos internacionales, pueda sostenerse el flujo de pasajeros internacionales a fin de que se pueda mantener el turismo. Asimismo brindarán apoyo a las cooperativas y a la minería chica.

Protección social

Se tiene previsto disponer de un Fondo de Financiamiento para el consumo de bienes y servicios nacionales, con un monto de Bs 1.000 millones; se va a subsidiar la demanda de la micro y pequeña empresa y se va a establecer un sistema que va a favorecer con puntaje adicional, en todas las compras estatales, a los proveedores de productos nacionales.

Inversión pública

En cuanto a la inversión pública, se va a establecer un nuevo criterio para la priorización de los proyectos en función de la mayor capacidad de generación de empleo.

El Gobierno creará un Fondo de Sostenibilidad Financiera para las entidades subnacionales (alcaldías y gobernaciones) y se va a promover la complementariedad entre el sector público y el sector privado.

Plan de ahorro estatal

El Gobierno lleva adelante un Plan de Ahorro en el sector público, a fin de reducir en un 15% el gasto corriente, disminuir en un 20% los consultores en línea y promover la transparencia en la gestión de las empresas públicas. Estiman que con esto, van a proteger millones de empleo en más de 850.000 unidades productivas que podrían beneficiarse de estos distintos planes de apoyo financiero.

Para este programa se contará con un financiamiento base de Bs 16.000 millones.

Planta de polipropileno

El consejo de ministros ha aprobado, por otra parte, un proyecto de ley de ley para obtener financiamiento adicional para el programa de reactivación, que será enviado a la Asamblea Legislativa.

Se trata de la propuesta para obtener los Bs 13.880 millones inmovilizados en el Banco Central de Bolivia (BCB) que originalmente estaban destinados a la construcción de la planta de polietileno y polipropileno.