Escucha esta nota aquí

En 2021 llegarán al mercado los primeros autos eléctricos globales de Toyota. Un esperado desembarco que supondrá el debut de uno de los fabricantes más importantes e influyentes del mercado que hasta el momento había centrado sus esfuerzos en los híbridos. Ahora darán el salto a los sistemas 100% eléctricos, de los que en las últimas horas hemos conocido algo más en cuanto a su planteamiento estético y de tamaño, según el portal forococheselectricos.com.

Estas imágenes proceden de la oficina de patentes de China, desde donde se han filtrado a los medios y donde podemos ver la forma en la que abordará Toyota en su debut eléctrico.

De esta forma los japoneses apostarían en un primer momento por una vagoneta compacta, posiblemente de unos 4,7 metros de largo, que se colocaría en uno de los segmentos más pujantes a escala mundial. 

Este contará con un aspecto anguloso y agresivo en su parte delantera, con un aspecto más convencional, siguiendo la imagen de marca en la trasera. Un conjunto que a falta de conocer si es el definitivo o todavía un prototipo, parece bastante interesante.

Llaman la atención detalles como los retrovisores, con un diseño extremadamente pequeños que posiblemente respondan a que son cámaras en lugar de espejos. Una solución aerodinámica que suele perderse en el proceso de prototipo a producto comercial. Vemos también detalles como un capó con una abertura, que nos recuerda al Jaguar i-Pace, unas manillas de las puertas integradas, y un techo que parece de cristal y que recorre en dos piezas toda la parte superior del vehículo.



Lo más sorprendente es el segundo modelo. Otro SUV, pero esta vez instalado en el segmento más alto en cuanto a tamaño. En su interior encontraremos espacio para siete pasajeros. También debería contar con un maletero de mayores dimensiones.

Vemos en este caso que los espejos retrovisores también han sido sustituidos por cámaras, pero en lugar de estar situados en el mismo espacio que los espejos tradicionales, han sido situadas en la mitad del pilar A. Unas cámaras compactas que apenas pueden apreciarse, y que sin duda ayudarán a reducir la fricción aerodinámica.

Un SUV con un diseño muy Toyota, y muy global, que posiblemente esté destinado al mercado chino, pero que sin duda podría hacerse un hueco en occidente.

La parte mecánica todavía esté pendiente de confirmar, pero según Toyota la plataforma que usarán estos y otros modelos de la marca, e-TNGA, permitirá el uso de uno o dos motores eléctricos, cada uno de los cuales irá de los 107 cv (80 kW) a los 201 cv (150 kW) de potencia por eje. Una flexibilidad que permitirá lanzar versiones de tracción delantera, trasera, y total, con baterías de entre 50 kWh y 100 kWh de capacidad y autonomías de entre 300 km y 600 km.

Los tres primeros modelos eléctricos de Toyota llegarán al mercado en 2021, con una presentación que posiblemente tendrá lugar en el Salón del Automóvil de Tokio, que si la pandemia lo permite se celebrará a finales de octubre.