Escucha esta nota aquí

Desde el 12 de marzo, cuando el Gobierno de Jeanine Añez declaró estado de emergencia en todo el país, unos 15 políticos resultaron positivos para coronavirus, mientras que otros fueron aislados por sospecha de portar el virus


El mismo día de la emisión de la declaratoria de emergencia, decreto 4179, dos ministros fueron aislados preventivamente, aunque sus casos se conocieron una semana más tarde. Se trató del ministro de Educación, Víctor Hugo Cárdenas, y del ahora exministro de Desarrollo Productivo Wilfredo Rojo, ambos salieron airosos de esa sospecha.


En abril, el turno fue de otro ministro, el de Hidrocarburos, Víctor Hugo Zamora, quien fue aislado también por sospecha de coronavirus.  Su colega de la cartera de Gobierno, Arturo Murillo, confirmó esta situación porque un día antes Zamora había negado que era portador o sospechoso de Covid-19.


Pasó un mes, y el 5 de mayo, cuando el caso de la compra de respiradores con presunto sobreprecio arrinconaba al Gobierno, los ministros de Aguas, María Elba Pinkert, y de Defensa, Luis Fernando López, a través de sus cuentas en redes sociales comunicaban que se aislarían por haber tenido contacto con familiares que resultaron positivos para coronavirus.


Positivos


Al día siguiente, el 6 de mayo, se informó oficialmente que el alcalde de Montero, Miguel Ángel Hurtado, resultó positivo para el test de coronavirus y su permanencia en el hospital se prolongó por más de una semana. Fue la primera autoridad política de un municipio que daba positivo en el país.


Tres días después se conocía que el secretario departamental de Salud de Santa Cruz, Óscar Urenda, resultó positivo para Covid-19 y se dispondría el aislamiento de él y de tres de sus colaboradores inmediatos. También se informó que el gobernador cruceño, Rubén Costas, entraría en similar situación por tener contacto con Urenda. Este se aisló y volvió a sus funciones poco después, al constatarse que no se había infectado con el virus.


El 18 de mayo, el alcalde de Cochabamba, José María Leyes, enfrentaba una acusación por el denominado “caso comidas” y cuando la Fiscalía decidió imputarlo, el municipio de esa ciudad comunicó que Leyes se aislaba por sospecha de coronavirus. A punto de cumplirse ese plazo, comunicó su renuncia que, finalmente, no se hizo efectiva. 


Era el 1 de junio cuando Óscar Urenda anunciaba que, por segunda vez, resultó positivo para coronavirus. Esta vez el caso se agravó y el médico cruceño fue internado en terapia intensiva. Se solicitó plasma para salvar su vida y hasta ahora sigue en una clínica privada.


La muerte


El 7 de junio se conoció el caso del alcalde de la localidad cochabambina de Entre Ríos, Aurelio Rojas. La autoridad fue internada en un hospital de la ciudad de Cochabamba, donde permanecería por 10 días y el 17 de junio se comunicó su fallecimiento producto de Covid-19. Es la primera muerte que provoca el virus de una autoridad política local.


El 9 de junio en Pando se conoció que el gobernador Luis Adolfo Flores era internado porque dio positivo para coronavirus, al igual que otras autoridades y víctimas, solicitaron plasma para salvar su vida. Continúa en recuperación.


Cinco días después, el alcalde de Cotoca, Wilfredo Áñez, anunció que se encontraba afectado por el Covid-19.


En la sesión del Senado del 18 de junio, la presidenta de la Cámara Alta, Eva Copa (MAS), confirmaba que dos senadoras, una de Beni y otra de Santa Cruz, guardaban aislamiento por sospecha de coronavirus.


El fin de semana, el 20 de junio, se conoció que el exministro de Salud, del gobierno de Evo Morales, Juan Carlos Calvimontes, era internado y se solicitaba plasma hiperinmune para continuar con un tratamiento de recuperación.


Ayer, 23 de junio, el diputado Amílcar Barral (UD) comunicaba que coordinador con los movimientos sociales del Gobierno, Rafael Quispe, dio positivo para coronavirus, aunque no existe ningún informe oficial, solo las publicaciones de Barral y del viceministro de Gobierno, Wilson Santamaría.


Finalmente, esta tarde el diputado Barral informó, a través de sus cuentas en redes sociales, que dio positivo para coronavirus y se aprestaba a ser internado en un centro médico.