Escucha esta nota aquí

Si tengo Covid-19, ¿cómo debo alimentarme? Esa es la pregunta que se hacen las personas que dieron positivo a la prueba y que no presentan síntomas, además de aquellas que los han sentido de forma leve. La nutricionista y dietista cruceña Andrea Buceta, con un masterado en Entrenamiento y Nutrición Deportiva de la Escuela Universitaria del Real Madrid, elaboró una guía que titula Recomendaciones nutricionales para pacientes con Covid-19 de atención domiciliaria y se encargó que llegue a los afectados, a través de diferentes plataformas.

Buceta, junto a un equipo de estudiantes de la carrera (Nancy Hiromi Nishizawa, Alejandro Pérez, Nathalia Vaquero, Jessica Coimbra, Jacquelin Montaño y Yolanda Arias) trabajaron las últimas semanas para aportar en la lucha contra el virus que ha golpeado al país desde la aparición del primer caso el 10 de marzo pasado. Hasta este miércoles los contagiados en Bolivia ascienden a 27.487 y los departamentos más afectados son Santa Cruz (15.984), Beni (3.887) y Cochabamba (2.920). 

Estas son las recomendaciones: 

1. Ingiere proteínas de mayor calidad. Las encuentras en el huevo, la carne de res, la leche, el pescado. También con la combinación de las proteínas vegetales con cereales (lenteja con arroz, arvejas con arroz), esto te ayudará a mantener la masa muscular. 

2. Consume alimentos con más energía, como las grasas buenas para incrementar la ingesta energética. Además, incluye frutos secos (almendras, nueces, etc.) palta, aceite de oliva y pescado. 

3. Asegura un adecuado consumo de vitaminas y minerales en especial de vitaminas (A, D, C, B6), minerales (Selenio, Zinc), ya que su deficiencia se relaciona con malos resultados en la recuperación de infecciones virales y peor respuesta inmunológica. 

4. Incrementa el consumo de frutas, verduras y hortalizas, por su papel oxidativo frente al estrés ocasionado por la enfermedad. Asimismo, consume al menos dos frutas y verduras en el almuerzo y en la cena. Si presentas dolor de garganta o fiebre, los purés de verduras o mazamorras de frutas son más fáciles de masticar. Recuerda que no debes obligar a comer al paciente. 

5. Mantén una buena hidratación a base de agua, caldos, zumos, infusiones y té. Estos líquidos deberán ingerirse entre comidas y no durante la comida para evitar la saciedad. 

6. Utiliza alimentos de diferentes colores para que las preparaciones se vean agradables y sean apetitosas. 

7. Evita el consumo de harinas refinadas, azúcares, dulces y productos de pastelería porque estos favorecen a la creación de dióxido de carbono CO2. 

8. Prescinde del consumo de grasas no saludables (mantequilla vegetal, tocino, alimentos fritos, etc.) contenidas en alimentos industriales y ultraprocesados. 

9. En caso de pérdida de peso, aumenta el contenido proteico de las comidas añadiendo huevo, cuadritos de jamón o queso a los purés, cremas de verduras, ensaladas o sopas. Puede enriquecer los platos con aceite en crudo o consumir batidos caseros elaborados con frutas, leche, yogur y suplementos de proteína en polvo. 

10. En caso de falta de apetito, empieza por los alimentos sólidos (carnes rojas, pollo, huevo) en lugar de la sopa, para asegurar las proteínas que necesitas. Si el paciente ingiere una dieta con los alimentos triturados se recomienda que empiece primero por el recipiente que contiene los alimentos proteicos (leche, huevo, queso).

11. En caso de náuseas o vómitos, consume alimentos blandos, de fácil digestión, con pocos condimentos. Además, evita ingerir grasas y de alimentos calientes ya que favorecen las náuseas. 

12. En caso de diarreas, la dieta debe ser baja (legumbres, verduras y frutas crudas), libre de grasa, libre de lácteos y no debe contener alimentos irritantes (café, frituras, picantes, alcohol y bebidas gaseosas). Consume líquidos en pequeñas cantidades para evitar la deshidratación. 

13. El mínimo de comidas al día serán cuatro: desayuno, comida, merienda y cena. Te sugerimos realizar la ingesta de una pequeña cantidad de comida a media mañana (gelatina, yogur, budín) y una pequeña merienda antes de dormir (suplemento, yogur, leche). Con esto se cubre las necesidades nutricionales sin cansarse demasiado en una sola toma. 

14. Recuerda que la exposición al sol diariamente te proporciona Vitamina D, la cual ayuda a proteger contra resfriados, gripe y otras infecciones respiratorias. Recuerda mantener la distancia recomendada entre los miembros de la familia.

15. Se recomienda a los pacientes de alto riesgo, es decir, adultos mayores, personas desnutridas, con obesidad, personas con dos o más enfermedades crónicas (diabetes, enfermedades cardiacas, etc.) adecuar su alimentación de acuerdo a las recomendaciones individuales por su médico o nutricionista. 

16. En caso de que el paciente con Covid-19 tenga una complicación, o/y precise hospitalización, deberá contar con la intervención guiada de un nutricionista dietista especializado en el soporte nutricional que se encargará desde la adecuación de la dieta vía oral hasta el uso de una vía alternativa en caso que lo requiera.

¿Cómo debes distribuir el plato?

1. Añade una proteína de alto valor biológico

2. Agrega una fuente de grasas saludables

3. Incorpora una ración de cereales y verduras

(Ver foto) 

Te dejamos un ejemplo de menú para pacientes con Covid-19 leve

Menú estándar (basado en 2000 kcal)

Desayuno

Tostada con palta y huevo

- 60g o 2 panes moldes integral

- 40g o 2 cucharadas de palta (aplastarla con un tenedor)

- 2 unidades de huevo entero cocido

 - Infusión de manzanilla sin azúcar

 - 1 porción de papaya o 1 pieza de fruta de su preferencia

Preparación

Tuesta las rebanadas de pan integral, untar el puré palta (sazonar con una pizquita de sal y ajo molido). Agrega el huevo cocido cortado en láminas.

Merienda

Avena proteica

- 60g o 3/4 taza de avena

- 150ml o ¾ taza de leche

- 5g o 1 cucharilla de chía

- Canela en polvo (a gusto)

- 1 unidad de clara de huevo

- Miel (a gusto)

Preparación

En una olla, a fuego medio/bajo, cuece la avena con leche y revuelve a cada rato. Luego agrega canela en polvo y chía. Cuando agarre una consistencia pastosa, agrega la clara de huevo, no dejes de revolver la mezcla. Apaga el fuego, añade la miel y mezclar. *Opcional: Agrega frutas picadas y/o frutos secos.

Almuerzo

Salteado de lentejas con carne

- 40g lentejas

- 200g carne magra (sin grasa ni hueso) cortada en cuadraditos

- 60g cebolla y zanahoria

- 30g pimentón y brócoli

- Perejil (lo necesario)

 - Plato mediano de vegetales crudos. Ejemplo: Pimentón, brócoli zanahoria, cebolla

Preparación

Cuece las lentejas en una olla, previo remojo de 24 horas y en diferentes aguas.

En un sartén, a fuego medio, saltea la cebolla y la zanahoria, previamente picadas en cuadrados pequeños. Cuando estén a medio dorar, incorpora las lentejas cocidas junto a la carne, el pimentón (también cortados en cuadraditos pequeños) y el brócoli. 

Posteriormente, baja la intensidad de ser necesario. Sazona con paprika, pimienta y comino. Cuando terminen de cocer, incorpora el perejil picado y deja cocinando por dos minutos más.

Merienda de la media tarde

Granola con yogur

- 30g granola blanda o 1 taza

- 200ml  o 1 vaso yogur griego/natural

- Fruta, de tu preferencia, picada

 - Miel (a gusto)

Preparación

En un bowl o copita agrega la granola, encima añade el yogur y la fruta picada. Para aumentar su valor energético puedes añadir frutos secos y miel.

Cena

Crema de zapallo con zanahoria

- 300g zapallo

- 200g zanahorias

- 50g papa sin cáscara

- 100g pechuga de pollo

- 30g cebolla

- 1 diente de ajo

- 40 ml de leche

Preparación

Pica la cebolla y el ajo y cocina en el sartén un poco, posteriormente añade los zapallos y la zanahoria cortada para que desprendan su sabor.

Por otro lado, pon una olla con agua y añade los ingredientes salteados y cuece junto con la papa picada y la pechuga cortada en cubos.  Una vez cocido, añade sal a gusto y coloca todos los vegetales en una licuadora hasta obtener una crema. En otra olla, coloca la crema de verduras y vuelve a calentar agregando un poco de leche y deja cocinar unos minutos. Acompaña con pan francés cortado en rodajas.  

*Opcional: Agrega queso rallado para aumentar el valor proteico.

Merienda nocturna

Suplemento nutricional

 - 250ml leche o 1 taza

- 40g o 2 ½ cucharadas del suplemento nutricional

Preparación

Licua el suplemento nutricional, junto con la leche, hasta obtener una mezcla homogénea

Alimentos ricos en zinc

ORIGEN ANIMAL ORIGEN VEGETAL
Hígado de res Brotes de soya, alfalfa
Riñones Frutos secos (almendras, nueces)
Carne de res magra (sin grasa) Legumbres (frejol, lenteja, habas)
Carne de cerdo magro (sin grasa) Quinua
Yema de huevo Semillas (semillas de zapallo y girasol)
Productos lácteos Avena


Alimentos ricos en Vitamina D

ORIGEN ANIMAL ORIGEN VEGETAL
Sardina Palta
Atún Trigo
Trucha Champiñones
Yema de huevo Cereales fortificados
Leche Leche de soya
Queso Queso


Alimentos ricos en Vitamina C

FRUTAS VEGETALES
Guayaba Perejil
Kiwi Pimentón
Papaya Brócoli
Frutilla Tomate
Naranja Acelgas
Piña Espinacas
Grey Coliflor
Mandarina Zanahorias
Limón Camote
Acerola Rábano
Lima  
Sandía  
Frutos rojos (frambuesas, arándanos, moras)  


Proteínas de alto valor biológico

Leche Trucha
Huevo Arvejas
Carne de res Garbanzo
Corazón Haba
Hígado Lenteja
Pollo Frejol
Surubí Soya


Alimentos ricos en vitamina B6

ORIGEN ANIMAL ORIGEN VEGETAL
Carne de res Trigo
Hígado Avena
Carne de cerdo Arroz integral
Pescados Semillas de girasol y linaza
Lácteos Nuez
Huevo Sésamo
  Lentejas
  Garbanzos
  Plátano, guineo, gualele
  Palta


Alimentos ricos en selenio

ORIGEN ANIMAL ORIGEN VEGETAL
Hígado Almendras
Atún Nueces
Huevo Pepino
Pollo Semillas de zapallo , girasol, chía
Carne de res Arroz integral
Carne de cerdo Coco


Alimentos ricos en vitamina A

ORIGEN ANIMAL ORIGEN VEGETAL
Hígado de res Zapallo
Huevo Zanahoria
Hígado de pollo Brócoli
Mantequilla Durazno
Yema de huevo Melón
Queso crema Camote
  Espinacas y acelgas