Escucha esta nota aquí

Con más de siete meses alejado del poder y de Bolivia, el expresidente Evo Morales concedió una  entrevista a BBC Mundo, en la que aseguró que no es el responsable por el débil sistema de salud en el país.


Desde su refugio en Argentina, Morales dijo que durante su gestión de casi 14 años se crearon 18.000 ítems y mencionó algunas inversiones que hizo en esta área.

Asimismo, cuestionó las medidas asumidas por los actuales gobernantes para intentar contener el coronavirus.

“Hay protestas en Cochabamba y en Santa Cruz hasta huelgas de hambre... tienes a los médicos de La Paz marchando. Entonces, ¿para qué sirvió la cuarentena? Solo para matar de hambre", cuestionó.

El expresidente señaló que ahora trabaja para que el candidato del MAS, Luis Arce, gane la elección presidencial porque su momento en el Gobierno ya concluyó. “Ya no soy presidente, por lo tanto ha terminado. No soy candidato tampoco”


Elecciones

Refiriéndose a la fecha de elecciones que promovió el MAS para el 6 de septiembre, Morales afirmó que el Gobierno debería prevenir y equipar en bioseguridad a los involucrados en el proceso. 

Dice que el gobierno está "en permanente provocación, crear convulsión, en eso está el gobierno. Crea conflictos en vez de enfrentar la cuarentena". 

Insistió en que ganó las elecciones del 20 de octubre y reitera que no hubo fraude, a pesar de que escapó del país el 10 de noviembre de 2019, después de que la OEA oficializó el informe sobre el fraude electoral en Bolivia.