Escucha esta nota aquí

Marco Rodríguez forma parte de los bolivianos que se contagiaron por el Covid-19. El vicepresidente de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF) sintió hace ocho días los síntomas de esta enfermedad, que padece también gran parte de su familia, que vive cerca de su domicilio en la capital pandina.

“Tuve un poco de fiebre, dolor de garganta y cuerpo. No perdí el olfato ni el gusto”, contó el pandino, quien hace cuatro días se hizo el test médico que le confirmó el positivo.

Rodríguez informó que gracias al apoyo de médicos amigos de Cobija tuvo la medicación correspondiente, que ayudó a que él y su familia se estén recuperando favorablemente.

“Gracias a Dios no tengo complicaciones en mis pulmones y mis parientes están mejor. Solo estamos preocupados por mi papá al que le estamos dando una mejor atención”, dijo el directivo, quien dijo que tras su plena recuperación se apersonará al banco de sangre de Cobija para donar plasma.

“Cada cuatro meses dono sangre y esta vez no voy hacer la excepción. Soy una persona que creo en Dios y por eso estoy seguro que pronto estaré recuperado completamente”, dijo.