Escucha esta nota aquí

Un artista japonés, Makoto Aida, declaró haber entrado en conflicto directo con el Museo de Arte Contemporáneo de Tokio (MoT), que le pidió modificar o retirar una exposición colectiva de obras consideradas críticas con el Gobierno.

"Me dijeron que estas instalaciones no eran apropiadas, que querían que las retirara", explicó Aida, artista polivalente a menudo visto como provocador y conocido por sus dibujos, pinturas, instalaciones, fotos y esculturas expuestas en las grandes capitales artísticas.

Una de las obras, que data del año pasado, es un vídeo parodia que presenta "un hombre haciéndose llamar primer ministro durante un discurso delante de una asamblea internacional". El personaje central es Aida que imita al jefe de Gobierno nipón, Shinzo Abe, expresándose en un rudimentario inglés.

Las declaraciones del video hacen referencia a la reticencia de Abe a mostrar "excusas sinceras" a la población de Asia víctima del imperialismo nipón antes y durante la guerra del Pacífico, a pesar de los numeroso ruegos para que repita las palabras de arrepentimiento de sus predecesores.

El museo, que dijo que sólo se dio cuenta del problema durante una visita general antes de la inauguración, consideró que estas instalaciones no tienen lugar en una exposición estival, particularmente destinada a los niños, mientras que el artista se defendió de haber tomado a propósito una postura política.

El museo dijo sin embargo que quiere que el trabajo sea "modificado", sin precisar de qué manera. También reconoció haber recibido una queja de los servicios competentes del Gobierno metropolitano.