Escucha esta nota aquí

Los cultivadores de rosas de todo el mundo siempre han logrado estrechar buenos lazos. O como diría el francés Francis Meilland: "Consigo variedades de rosas fuertes, resistentes a las heladas y de todas partes del mundo, y trabajo con ellas. A veces tengo suerte, y estas se abren paso en el mundo".

En 1935 tuvo suerte. Después de muchos experimentos, él y su padre, Antoine Meilland, lograron crear una plántula que recibió el código 3-35-40. El resultado fue: hermosas hojas sanas y de flor amarilla con bordes en tonalidades de rojo carmín. Así nació la legendaria "Rosa de la Paz" (Rose Peace).

Histórico encuentro en Lyon

En junio de 1939 se llevó a cabo la primera reunión de la Selección Universal de Rosas. Entre los miembros había representantes estadounidense, españoles, italianos, franceses y personas del negocio familiar de horticultura Meilland. Francis Meilland invitó a los asistentes a su casa en Tassin-la-Demi-Lune, cerca de Lyon.

Entre sus invitados estaba Paul Pfitzer, un agente y amigo alemán de los Meillands. Pfitzer proviene de una de las familias de jardineros más reconocidas de Stuttgart. Esa debe haber sido una reunión memorable. El miedo a la guerra se había extendido por todas partes. Pero los cultivadores de rosas disfrutaron de la hospitalidad, hablaron de negocios y disfrutaron de los extensos campos de prueba de los Meillands. Ninguna rosa de los campos acaparó tanto la atención de los cultivadores como la de los bordes rojos carmín y flor amarilla.

Gertrud Pfitzer, esposa de Paul Pfitzer, informó tiempo después: "Nunca olvidaré cómo mi esposo me contó a su regreso de Francia sobre la acogida extremadamente hospitalaria de la familia Meilland, sobre la encantadora joven Louisette y sobre la 'rosa más bella del mundo', cuya llegada a la ciudad de Fellbach esperaba Paul con inquietud y gran emoción”.

"La rosa más hermosa del mundo"

La inquietud era justificada. La Segunda Guerra Mundial estalló tres meses después. Francis Meilland sabía que no le quedaba mucho tiempo para distribuir su rosa. La flor llegó a Fellbach prácticamente en el último minuto. Al mismo tiempo, llegaba a un cultivador italiano.

Con la ayuda del cónsul estadounidense en Lyon, algunas fueron llevadas a Estados Unidos poco antes de la invasión. Iban dirigidas al cultivador Robert Pyle, a quien Francis Meilland conoció durante su única visita a EE. UU. Después los contactos se rompieron debido a la guerra.

Una rosa resistente

Francis Meilland pudo cultivar sus rosas con éxito y la llamó "Madame A. Meilland" en 1942, en honor a su madre. También en Italia floreció magníficamente. Ahí fue bautizada como "Joia" (alegría, en español).

Paul Pfitzer fue un abierto opositor al nazismo y por esa razón bautizó a la rosa de Meilland como "Gloria Dei", que significa "Gloria de Dios". Esta fue su respuesta en 1942 al, según él, satánico y anticristo Adolfo Hitler. Más tarde explicó que "la nueva rosa tenía que tener un nombre. No fue posible ponerse de acuerdo con los Meillands y los colegas que habían asistido a la reunión en el valle del Ródano poco antes del estallido de la guerra".

En cuanto a la propagación de la rosa en Alemania, Pfitzer tuvo que enfrentar problemas. Durante la guerra solo podía distribuir la rosa en pequeñas cantidades, aunque el clima para los rosales era excelente. Por eso, los interesados solo podían obtener un rosal, como su hermano Wilhelm señaló en 1942.

Una rosa se convierte en símbolo de paz

El famoso cultivador Pyle pudo convencer a la Sociedad Americana de Rosas con la belleza de la rosa de flor amarilla. Francis Meilland recibiría una entusiasta carta suya al final de la guerra. En la misiva, Pyle le informaba que el 29 de abril de 1945 en Pasadena, California, la rosa iba a ser bautizada con el nombre de "Paz", en memoria de la terrible catástrofe de la guerra. Se dice que en la ceremonia, se dejaron volar a dos palomas. Cuando se fijó la fecha, nadie sospecha que exactamente ese día Berlín caería en manos de los aliados. El fin de la guerra estaba cerca.

Sin embargo, Francis Meilland no recibió la carta hasta junio de 1945. Algo que fue una gran sorpresa para él. Su nieto, Matthias Meilland cuenta Deutsche Welle: "Estuvimos en Francia en 1945. Francis no tenía ni idea de que la empresa planeaba bautizar a Madame A. Meilland como "Gloria Dei" y sería presentada a los delegados de la ONU en su reunión en San Francisco”.

Cuando los 50 delegados para la fundación de las Naciones Unidas llegaron a San Francisco el 22 de junio de 1945 para firmar la Carta de la ONU, cada delegado encontró un jarrón en su habitación de hotel con una "Gloria Dei" y el mensaje: "Aquí está la Rosa de la Paz, que fue bautizada en Pasadena el día que cayó Berlín. Que esta rosa influya en todas las personas de buena voluntad, para la creación de una paz justa y duradera".

En los próximos diez años de paz, la rosa se vendió 30 millones de veces y en 1976 se le otorgó el título de "Rosa del Mundo".La familia Meilland utilizó las ganancias para comprar tierras e invernaderos modernos.

Francis Meilland murió el 15 de junio de 1958 a la edad de 46 años. Su simple ataúd está cubierto con su propia "Gloria Dei”. Admiradores de rosas, científicos y organizaciones de todo el mundo le acompañaron en su última escolta.Su mensaje fue hacer feliz al mundo con algo hermoso. En 1945, los delegados de la ONU no pudieron haber encontrado un mejor embajador en él y sus colegas.