Escucha esta nota aquí

El papa Francisco nombró un administrador provisional para la diócesis polaca dirigida por el obispo Edward Janiak, acusado de haber encubierto un escándalo de pedofilia, informó este jueves el Vaticano.


El pontífice encargó en forma temporal al arzobispo Grzegorz Rys, de la ciudad de Lodz, como administrador apostólico de Kalisz, mientras se realiza una investigación sobre el caso.


El Vaticano autorizó a inicios de junio la apertura de una investigación sobre el obispo polaco sospechoso de encubrir actos pedófilos.


La decisión fue tomada quince días después de la salida de un documental sobre actos pedófilos en el seno de la poderosa Iglesia católica polaca, tapados por el obispo de Kalisz, Edward Janiak, quien fue citado explícitamente.


Inmediatamente después de la difusión del documental "Juego del escondite", visto desde entonces en YouTube por más de siete millones de personas, el primado de Polonia, el arzobispo Wojciech Polak, solicitó a la Santa Sede "abrir procedimientos" sobre los casos citados.


El documental, segundo de este tipo, realizado por el periodista independiente Tomasz Sekielski, evoca en detalle la historia de dos hermanos, víctimas, entre otras, de agresiones sexuales cometidas por un sacerdote que goza de la protección tácita pero evidente del obispo Janiak.


Financiada únicamente con el dinero de una colecta pública, la película reprocha a la Fiscalía la protección sistemáticamente de los representantes de la Iglesia, acusaciones rechazadas inmediatamente por la entidad.


Desde que estallaron los primeros escándalos hace unos 35 años, la jerarquía de la Iglesia católica ha tomado una serie de medidas preventivas, adoptado leyes, pedido perdón y lanzado condenas, pero sin lograr que desaparezca la llamada "cultura del encubrimiento", es decir la mentalidad de mantener todo en secreto.