Escucha esta nota aquí

La policía peruana capturó este jueves a un exgobernador de la región norteña de Cajamarca que estaba prófugo desde enero tras ser condenado a 19 años de cárcel por corrupción, informó el Ministerio de Interior.

"En un operativo policial en la provincia de Rioja (en la región selvática de San Martín), logramos intervenir y capturar a Gregorio Santos, incluido en el programa de recompensas (...) por el delito de asociación ilícita para delinquir", indicó el ministerio en un comunicado.

Santos, por cuya captura se ofrecían 29.000 dólares de recompensa, estaba prófugo desde que hacía cinco meses tras ser condenado a 19 años y cuatro meses de prisión por actos de corrupción mientras era gobernador de Cajamarca, entre 2011 y 2014.

La justicia determinó que Santos, de 53 años, lideraba una organización criminal que entregó contratos de obras públicas a dos empresarios a cambio de sobornos por más de 350.000 dólares.

En julio de 2016, Santos fue liberado tras pasar dos años en prisión preventiva, pero continuó el proceso en su contra.

Mientras estaba preso se postuló a la presidencia de Perú en 2016, pero terminó en sexto lugar entre 10 candidatos, con el 4% de los votos.

Con un discurso contra la minería, a fines de 2014 fue reelegido como gobernador de Cajamarca, pero no fue investido nuevamente en ese cargo por el órgano electoral porque estaba preso. 

Cajamarca es un departamento agrícola y ganadero donde la mayoría de sus habitantes se opone a nuevos proyectos mineros pues consideran que contaminan el medio ambiente, principalmente el agua de sus lagunas.

La participación de Santos fue clave para impedir la realización del ambicioso proyecto cuprífero Conga en Cajamarca por parte de una sociedad integrada por la estadounidense Newmont y la peruana Buenaventura.

La corrupción es uno de los males de Perú, país que se encuentra desde marzo bajo confinamiento nacional obligatorio por la pandemia del coronavirus.