Escucha esta nota aquí

La Cámara Nacional de Comercio (CNC) aplaudió que las medidas de reactivación económica que anunció el miércoles el Gobierno central sean de un monto de Bs 16.000 millones ($us 2.300 millones), que significan hasta un 6% del Producto Interno Bruto (PIB). Sin embargo, para garantizar efectivos beneficios, pide rapidez en su aplicación.

“Aplaudimos como empresarios las medidas tomadas por el Gobierno para reactivar la economía. Vemos que, aproximadamente, vamos a disponer de Bs 16.000 millones para inyectar a la oferta y la demanda. Son unos $us 2.300 millones; es decir un 6% del PIB. Los empresarios habíamos analizado que era importante una inyección en la oferta y demanda de un 10%. Pero esta inyección es importante y la aplaudimos”, dijo el presidente de la Cámara Nacional de Comercio (CNC), Rolando Kempff.

Con esos recursos cree que se van a poder proteger, “varios millones de empleos y aproximadamente, 800.000 empresas van a poder acceder a los créditos comprometidos”, agregó el empresario.

La primera medida del Gobierno que anunció en abril, con la creación de fuentes de financiamiento, tuvo impacto al PIB de 2,8%, lo que la CNC calificó como apenas “un paliativo” para el sector.

Países como Chile y Perú aprobaron un impacto del 10% al 15% de sus PIB. Pero estas nuevas medidas que está ofreciendo el Gobierno del 6% del PIB, son muy importantes para la reactivación de la economía”, sostuvo.

Fondo para dar celeridad

La CNC considera que los recursos, que significan un 6% del PIB, van a poder coadyuvar a los sectores productivos, especialmente a las micro y pequeñas empresas.

“Pero lo importante será que estas medidas lleguen a la brevedad posible al sector empresarial y podamos reactivar la economía. Ese es el objetivo ante esta recesión que estamos viviendo. Lo que quieren los empresarios es que el flujo de liquidez pueda ser de la forma más dinámica”, recalcó Kempff.

Los empresarios han planteado un Fondo de Garantías para que se puedan agilizar los préstamos para las empresas. Para que esto se haga realidad, están exigiendo una reunión de coordinación con el Gobierno.

Programa Nacional

El miércoles, EL DEBER publicó que el Programa Nacional de Reactivación del Empleo aprobado a través del Decreto Supremo 4272, contempla un presupuesto inicial de Bs 16.000 millones.

Los recursos preliminares saldrán del Tesoro General de la Nación (TGN), de una operación de titularización del Banco de Desarrollo Productivo (BDP) que servirán para dar liquidez al sistema financiero para planes de financiamiento y créditos. En otros casos, los recursos provendrán del financiamiento de la Agencia Estatal de Vivienda (AEvivienda), según el Gobierno.

El programa nacional vincula al Financiamiento para la Reactivación y la Preservación del Empleo con cinco herramientas financieras. Una de ellas es el Fondo de Reactivación Post Covid-19 (FORE) que alcanza a Bs 12.000 millones y apoyará al sistema financiero para reprogramar créditos a fin de preservar los empleos.

La segunda herramienta es el Fondo de Garantía Sectorial (Fogasec), que tendrá Bs 1.100 millones y buscará facilitar el acceso a créditos de las medianas empresas.

La tercera es el Fondo de Financiamiento de las Micro y Pequeñas Empresas (Mipymes) que también será un fondo de garantía, con Bs 120 millones para ayudar a las micro y pequeñas empresas para que puedan acceder a financiamiento.

El Fondo de Garantía para el Crédito de Vivienda Social y Solidaria contará con Bs 500 millones de un fondo de garantía inicial, que ayudará a todas aquellas personas que desean adquirir una vivienda propia con un monto de hasta Bs 150.000 de crédito y también habrá disponibles recursos para que las personas puedan acceder a un préstamo en condiciones blandas para mejora y ampliación de vivienda, de hasta Bs 70.000.

Por último, se creará una normativa para titularizar la cartera de créditos de vivienda a fin de que se puedan generar Bs 8.000 millones adicionales para que la banca y el sistema financiero en su conjunto, puedan contar con la liquidez necesaria para la reactivación económica.