Escucha esta nota aquí

Cuatro médicos fallecieron en las últimas 24 horas en el departamento de Santa Cruz a causa del Covid-19, una cifra que causa dolor en el gremio y que se siente "decepcionado" por la poca acción gubernamental para fortalecer el sistema sanitario que ahora está al borde del colapso.

Dos de los galenos trabajaban en la Caja Petrolera y los otros dos en el municipio de Montero; con estas muertes suma a 48 la cifra de profesionales en salud que han perdido la vida desde que se dio el brote de esta enfermedad en marzo pasado; 22 de ellos eran médicos y el resto enfermeras y auxiliares.

De acuerdo a las cifras del Ministerio de Salud, en el departamento de Santa Cruz se han confirmado 15.984 contagios de coronavirus y se han reportado 365 decesos a la fecha, lo que coloca a esta región como el epicentro de la pandemia en el país.

"Nos sentimos totalmente decepcionados ante la no importancia que prima en las autoridades departamentales y nacionales de lo que están padeciendo los profesionales en salud como si no les importara nada", dijo Wilfredo Anzoátegui, presidente del Colegio Médico de Santa Cruz.

Observan lentitud de acciones

Para Anzoátegui hay una lentitud exasperante en las acciones de hecho para enfrentar la pandemia y que se ven reflejadas en una capacidad de atención que está al borde del colapso por el incremento masivo del número de casos y porque no existe  el recurso humano suficiente para atender la demanda de la población.

Advirtió que, a pesar de construcciones y equipamientos de nuevas unidades de terapia intensiva, podrán ser poco útiles sin el personal médico capacitado y suficiente para brindar atención a los enfermos más complicados.

Hizo referencia a la promulgación de la Ley 1298 que establece el incremento salarial para el personal médico que reconoce su esfuerzo para atender a los pacientes en dobles turnos y en otros establecimientos donde se los requiera pero es un beneficio que aún no se puede cumplir por falta de una reglamentación que así lo disponga.

"Pueden abrir 1.000 terapias intensivas pero lo que falta son los profesionales, por eso es que hemos recurrido a las autoridades para que se habilite la ley financial (...), para que nuestros colegas trabajen en otras instituciones. (Esta norma) no está reglamentada y se requiere para que el profesional pueda trabajar y desempeñarse inclusive en su misma institución", apuntó Anzoátegui.