Escucha esta nota aquí

En un proceso muy curioso que se había iniciado en Cochabamba y fue trasladado a La Paz, tres dirigentes, Oswaldo Gareca, Lucy Escobar y Remmy Cañiz, fueron enviados a la cárcel acusados de terrorismo y otros, por participar en los conflictos de K'ara K'ara, en la capital cochabambina, los tres fueron separados en dos audiencias paralelas.


El fiscal Fernando Atanacio atendió el caso de Cañiz que fue enviado al penal de San Pedro. La autoridad reveló que este proceso fue abierto en Cochabamba donde se realizó la investigación y a él le presentaron el caso, realizó la verificación del mismo y decidió la imputación del acusado.


En el otro caso, el fiscal a cargo fue Omar Mejillones y llevó a audiencia cautelar a Gareca y Escobar, el primero fue enviado al penal de San Pedro, mientras que la candidata a senadora fue remitida al penal de Obrajes, acusados de los mismos delitos, terrorismo y otros.


La abogada de los acusados, Mónica Irusta, explicó que la detención preventiva es por 30 días, lapso en el cual la Fiscalía debería concluir las investigaciones. Los tres dirigentes pertenecen a la Coordinadora Popular de Defensa de la Democracia, de la zona Sur de Cochabamba. 


Ahora en la zona de K'ara K'ara se realiza un bloqueo que exige la libertad de los detenidos.


El 11 de mayo se llevó a cabo el bloqueo al ingreso del botadero de K'ara K'ara y se produjeron enfrentamientos con policías y militares. Las autoridades acusaron a los bloqueadores de utilizar bombas molotov y bazukas para atacar a las fuerzas del orden. Para el 20 de mayo los reportes indicaban 11 detenidos por esos hechos. 


Los movilizados rechazaban la ampliación de la cuarentena que dispuso entonces el Gobierno, la renuncia de la presidenta Jeanine Áñez y del ministro de Gobierno, Arturo Murillo.