Escucha esta nota aquí

Pasan los días y la necesidades aumentan, mucho peor cuando no se cumple con los plazos comprometidos. En el plantel de Guabirá hay preocupación porque en lo que va del año solo cobraron enero y febrero. Esperaban la cancelación de al menos un salario luego del acuerdo al que llegaron los jugadores con el club por las reducciones de marzo (40%), abril (75%) y mayo (75%), pero el pago no llegó la anterior semana, ni en lo que va de la actual.

En realidad, el pacto no afecta a los que ganan menos de $us 800, que recibirán íntegro su salario. A los que si les llega el descuento, medida destinada a paliar la crisis de los clubes debido a la cuarentena por el Covid-19, recibirán de los tres meses solo el 60%, 25% y 25%, respectivamente.

También hay molestia en algunos jugadores porque en su momento cuando firmaron la adenda de las reducciones se quedó en que como era significativa la rebaja el club debía cancelar los tres salarios juntos, lo que al final no sucedió.

La preocupación aumenta cuando está a punto de cumplirse junio, con el que los azucareros sumarían cuatro meses impagos. “La última promesa fue que nos pagarían marzo este viernes. Espero que cumpla el club, pues estamos ya cortos de dinero”, afirmó uno de los jugadores azucareros, que pidió que no mencione su nombre.

El equipo norteño necesita tener un repunte cuando se reinicie la temporada de la División Profesional. Tras las primeras 12 fechas del Apertura, hasta que se paralizó la competencia por la cuarentena, Guabirá quedó undécimo en la tabla de posiciones.