Escucha esta nota aquí

Una de las medidas que anunció este jueves la FIFA, tras su reunión de consejo, es que ejecutará un nuevo plan de apoyo económico a todos sus afiliados con el fin de que puedan afrontar la crisis sanitaria por el Covid-19.

El ente matriz informó que desembolsará 1.500 millones de dólares para socorrer a la comunidad futbolística, que sufre las consecuencias de la paralización de sus campeonatos.

Explicó que estos recursos económicos se distribuirán en tres fases, de las cuales ya se cumplió con dos.

La tercera se pondrá en marcha una vez se apruebe el reglamento de distribución. La novedad es que cada federación recibirá un millón de dólares, con la opción de percibir otros $us 500.000, que deben ser invertidos exclusivamente en el fútbol femenino.

Además, FIFA ofrece préstamos sin intereses para sus afiliados, pero que tengan relación al 35 por ciento de sus ingresos anuales auditados. Pondrá a disposición de los interesados entre $us 500.000 a $us 5.000.000, recursos cuyo uso será controlado con normas de entrega y devolución.

 El plan de apoyo

· Subvenciones: todas las federaciones miembro tendrán a su disposición una subvención de solidaridad universal de 1 millón de USD y otra más de 500 000 USD que se destinará específicamente al fútbol femenino. Asimismo, cada confederación recibirá una subvención de 2 millones de USD.

·   Préstamos: las federaciones miembro podrán solicitar préstamos sin intereses de hasta el 35 % de sus ingresos anuales auditados. Con el fin de garantizar un sistema de distribución justo, se ha establecido un umbral mínimo de 500 000 USD y un máximo de 5 millones de USD. Además, cada una de las confederaciones tendrá la posibilidad de percibir hasta 4 millones de USD en préstamo. Las federaciones miembro podrán suministrar directamente tanto subvenciones como préstamos al conjunto de la comunidad futbolística de sus respectivos territorios, incluidos clubes, futbolistas, ligas y otros afectados.

· Modelo de gobernanza: al objeto de gestionar el plan de manera efectiva, se implantará un estricto control del uso de los fondos, además de requisitos de auditoría y unas condiciones claras de devolución de préstamos. También se creará un comité de dirección encargado de supervisar la puesta en práctica de estos mecanismos de gobernanza. Olli Rehn, vicepresidente de la Comisión de Gobernanza de la FIFA, ha sido designado para liderar el comité. Rehn, actual gobernador del Banco de Finlandia, es también miembro del Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo y fue vicepresidente de la Comisión Europea.

Próximamente, los principios del plan de apoyo se consolidarán en un reglamento que se presentará ante el Bureau del Consejo de la FIFA.

(25 JUN 2020)