Escucha esta nota aquí

Julio César Baldivieso, se encuentra en tratamiento luego de que la pasada semana diera positivo a la prueba de coronavirus. El director técnico de Aurora con voz llena de optimismo dijo a DIEZ que su recuperación va por buen camino.

El exfutbolista profesional comentó que hace unos 12 días comenzó a sentir algunos síntomas, como la pérdida del sentido del olfato y del gusto, luego pasó a sentir dolores de cabeza y dolores en la espalda difíciles de soportar.

“Según lo que me han comentado las personas que ya han sanado de coronavirus, estoy enfrentando las típicas molestias de esta enfermedad, estamos en la lucha con mucha fe y siguiendo el tratamiento recomendado”, manifestó Baldivieso.

El ‘Emperador’ dijo que en su familia todos están en franca recuperación, aunque no negó que sus padres y su hermano fueron los más afectados y acrecentaron su preocupación.

Agradeció las llamadas de apoyo que recibió de excompañeros de equipo, colegas y amigos. También se pusieron en contacto con él los mundialistas de 1994, para darle su voz de aliento, justamente en el mes que se recuerda los 26 años de la participación de Bolivia en la Copa del Mundo EEUU 1994

“Con energía y el aliento de mis amigos estamos saliendo adelante. Quiero agradecer a los doctores López, Lema y Aparicio que se han hecho cargo de la salud de mi familia”, agregó Baldivieso.

El DT del equipo del pueblo mencionó que de alguna manera quedó desconectado del fútbol cuando comenzó la pandemia de coronavirus en nuestro país y que ahora está totalmente enfocado en su salud.

Hay que priorizar la salud por sobre todas las cosas y por ende la vida. Uno no sabe en qué momento va a tocar la puerta de tu casa esta pandemia, que es grave”, expresó.

Baldivieso tiene 48 años y en su carrera como futbolista, entre 1988 y 2008, jugó en equipos de Bolivia, Argentina, Japón, Ecuador, Chile, Arabia Saudita, Catar y Venezuela. También jugó el Mundial EEUU 1994 como integrante de la selección nacional, que fue dirigida por Xabier Azkargorta.

En el ocaso de su carrera como futbolista profesional también comenzó a dirigir y llegó a ser nombrado director técnico de la selección boliviana entre 2015 y 2016.

Otros casos

El coronavirus ya comenzó a atacar a la gente vinculada al futbol profesional en el país. El primero en contagiarse fue el volante de Wilstermann Moisés Villarroel, que ya se encuentra recuperado.

Comenzando esta semana el mediocampista de Guabirá, Marcos Andia, envió un mensaje a través de las redes sociales confirmando que contrajo Covid-19 y que está en proceso de curación.

Empecé un tratamiento nuevo, restan algunos días para terminarlo y luego debo hacer un nuevo chequeo para saber la evolución”, afirmó el jugador. Su esposa, sus suegros y cuñadas también se vieron afectadas por esta enfermedad.

Otro caso tiene que ver también con un jugador de Guabirá, Ricardo Suárez, que la semana pasada sintió los síntomas y de inmediato se hizo la prueba que salió positivo. “Prácticamente toda mi familia padece del nuevo coronavirus”, manifestó el defensor, preocupado por la salud de sus seres queridos.

Hace un par de días, el último en anunciar que contrajo el virus fue el arquero de Always Ready, Carlos Lampe, que junto a su esposa están en la recta final de su tratamiento.

Esta batalla contra el Covid-19 la estamos ganando juntos con mucha fe en Dios, muchas gracias a todas las personas por  el apoyo y por sus oraciones. Tanto mi esposa como yo nos encontramos bien, estables y recuperándonos favorablemente", dijo el guardameta cruceño.

Al igual que Baldivieso; Andia, Suárez y Lampe no tuvieron la necesidad de internarse en un centro hospitalario y se recuperan en sus respectivos domicilios. (26 JUN 2020)