Escucha esta nota aquí

“En abril decidí dar de baja al NIT y ese mismo mes liquidé al personal”. Así, la propietaria de Green Box Design, Cristina Arispe, relató la dura decisión que asumió debido al parate de la economía y la cuarentena decretada para contener la propagación del coronavirus en nuestro país. Se dedicaba a la importación de muebles y de lámparas decorativas.

La empresaria reveló que la situación era insostenible porque su economía venía debilitada desde la crisis política que derivó en los 21 de paro cívico en 2019. Denotó que la pandemia fue el ‘tiro de gracia’ que obligó al cierre de la tienda. “El negocio quebró inducido por la pandemia. Ahora estoy en proceso de remate virtual de la mercadería que tenía en stock”, indicó, a tiempo de referir que no podía seguir pagando el alquiler ($us 1.000) de la tienda y los salarios al personal debido a la inactividad comercial económica y comercial.

En la misma ruta de la adversidad, Jhon Ronny Parada, propietario de la churrasquería y restobar ‘El rey asador’, comentó que debió seguir el mismo rumbo de Arispe. Dio cuenta de lo justo cuando empezó la atención al público, en marzo, irrumpió la pandemia en el país y terminó con sus ilusiones. Tuvo que cerrar el local por las restricciones y porque la demanda de servicios gastronómicos cayó a cero. “Entramos en acuerdo con el alquilante del local y los colaboradores y decidí archivar los activos en mi casa”, mencionó al aclarar que invirtió entre $us 10.000 y 15.000 para equipar su negocio.

La otra cara de la moneda

La empresa de capitales bolivianos Yaigo Delivery da un salto y en alianza con Quantum -primera empresa de automóviles eléctricos bolivianos- renovará su flota de motos y expandirá sus operaciones a los mercados de Paraguay y El Salvador.

La compañía lanzó el 19 de este mes la marca de sostenibilidad Yaigo Green. A decir de Ariel Valverde, CEO de Yaigo, es parte de los objetivos, como corporación, para que  las operaciones en Bolivia y Guatemala coadyuven en la realización de las metas globales de desarrollo sostenible este año.

De la alianza con Quantum, el director comercial de Yaigo, Saúl Paniagua, comentó que Yaigo Green representa los valores de sostenibilidad y cuidado del medioambiente. Enunció que en Bolivia unieron esfuerzo con la primera empresa de automóviles eléctricos bolivianos Quantum para renovar este año un 20% de la flota actual de ‘drivers repartidores’ con motos eléctricas que produce la empresa nacional.

Valverde comentó que, adicional a esta iniciativa, cuentan con un 20% de repartidores en bicicleta y que la meta es poder realizar el reparto de última milla cuidando el medioambiente. “Este es un objetivo claro para la corporación que hoy inicia en Bolivia, pero que pronto se replicará en Guatemala y en los próximos dos países - Paraguay y El Salvador- donde Yaigo expandirá sus operaciones en julio”, comentó.

Adaptación a la ‘nueva realidad’

Desde Eventrid Bolivia -empresa de gestión de inscripciones y acreditaciones para todo tipo de eventos-, su director Carlos Hugo Núñez, señaló que al estar limitados al foco del negocio de la compañía que son las inscripciones a eventos físicos, in situ, a través de medios de pago por internet, debido a la pandemia han tenido que ‘reinventarse’ y adaptarse a la nueva realidad desarrollado dos nuevas soluciones.

Eventrid Live, cuyo servicio a través de la plataforma, permite a las personas realizar el pago para ingresar a un streaming –sea seminario, concierto, curso, taller u otro tipo de evento-. Con este servicio las personas en vez de ir a lugar físico ingresan a una sala de transmisión en vivo o video pregrabado del evento.

Además, lanzó Eventrid Services el cual es una plataforma especializada para dar consultorías y asesorías personalizadas. A través de un markerplay se ofrecen los cursos y capacitación donde la persona interesada tiene la opción de escoger el día, la hora y el precio que detallan los especialistas que dictan los cursos. Aclaró que la sala es virtual y el servicio es 100% personalizado.

“Hemos desarrollado a la fuerza dos soluciones para adaptarnos a la ‘nueva realidad’ y que la sociedad en tiempo de pandemia lo va demandar”, puntualizó Núñez.