Escucha esta nota aquí

Ante la acuciante necesidad de camas para hacer frente al aumento de casos de nuevo coronavirus, la India recurre a somieres de cartón para acoger a los enfermos en centros de cuarentena.

Estas camas, constituidas de un ensamblaje de cajas, son una idea de dos hermanos fabricantes de cartón. El proyecto surgió durante el confinamiento, impuesto desde finales de marzo hasta principios de junio en este país de 1.300 millones de habitantes, mientras pensaban en cómo podían ser útiles.

"Lo más importante es que el virus solo permanece en la superficie del cartón 24 horas", explica Vikram Dhawan, uno de los dos creadores, en su fábrica de Bhiwadi, en el estado de Rajastán (norte).

"En cualquier otra superficie, metal, madera o plástico, (el virus) sobrevive entre tres y cuatro días", afirma.

Estas camas de cartón están cubiertas de una capa impermeable y pueden soportar hasta 300 kilos.

El Gobierno de Nueva Delhi instaló actualmente cientos de estos soportes en un inmenso centro religioso, que está siendo transformado en centro de cuarentena, con una capacidad para 10.000 camas. Bombay, otra ciudad asolada por la pandemia y donde los hospitales están saturados, también los está utilizando.

"Es compacto, ligero y puede producirse y montarse en unos minutos", indica Vikram Dhawan.

Los colchones que se colocarán sobre estos somieres son proporcionados por la empresa Sheela Foam Limited, que se ha asociado a los fabricantes de cartón.

"Cuando se piensa en camas, por lo general se piensa en madera o metal. Pero el criterio aquí era tener una cama desechable o que se limpie fácilmente", declara Sudhir Varanasi, responsable de Sheela.

Los hermanos Dhawan no han revelado públicamente el costo de producción de las camas, pero cada unidad sería facturada en torno a 9 euros (10 dólares). Cuando pase la pandemia, están pensando en sacar el producto al mercado.