Escucha esta nota aquí

En tiempos de cuarentena por coronavirus, los artistas, escritores e intelectuales reflexionan sobre lo que sucede en el mundo y  la ‘nueva realidad’ que, aún, no se puede denominar postpandemia, sino postcuarentena, pues los países que vislumbran el descenso de la ‘curva’ de contagios, ya planean salir a las calles y ‘convivir’ con el virus.

“Hay que tener un poco de cojones, o quizá muchas ganas de vivir para no dejar que te mate una amenaza; yo tengo muchas ganas de vivir, de beber hasta la última gota de vida que tenga, pero beberla así, con felicidad, en la mayor plenitud posible”, dijo el cantautor Joan Manuel Serrat, citado en Serrat Multimedia. Además, el autor de temas como Mediterráneo y Esos locos bajitos, cuestionó la cultura de la violencia y señaló que “hay que poner en el jardín cultura, arte, música, tecnología y sobre todo, amor. Eso seca sin duda a la violencia”.

En una entrevista televisiva con La Nación, la escritora chilena Isabel Allende, que radica en Estados Unidos, señaló: "Estaba el tiempo 'del antes', ahora estamos viviendo el 'del medio' y después será el tiempo 'de mañana'. Vamos a ver si el último es un poco más liviano y más claro del que vivíamos antes".

Asimismo, consideró que es la primera vez, posiblemente en la historia, que “hay una sensación de que somos una sola humanidad”, debido a que todos necesariamente deben estar en encierro por cuarentena.

La autora de La casa de los espíritus, señaló que perdió el miedo a la muerte tras ver morir a su hija Paula en sus brazos hace 27 años, y cree que la pandemia está enseñando a las personas a considerar sus prioridades, además de mostrar la desigualdad “de cómo unas personas pasan la pandemia en un yate en el Caribe, y otra gente está pasando hambre”. 

Además de que los creadores, artistas, científicos, todos los jóvenes, se están planteando qué mundo quieren de aquí en más. “Esa es la pregunta más importante de este momento. Ese sueño de un mundo diferente: para allá tenemos que ir”, afirmó.

A su vez, el escritor boliviano también radicado en Estados Unidos, Edmundo Paz Soldán, en su cuenta de Facebook replicó notas sobre la corrupción en Latinoamérica en tiempos de pandemia. Hizo referencia, por ejemplo, a un artículo publicado en The New York Times, en que se hace referencia a los respiradores comprados en Bolivia al triple de su precio. “En América Latina la pandemia es un gran negocio y una excelente oportunidad para mostrar nuestro talento para la corrupción”, posteó.

También hizo referencia a una entrevista al presidente de la Sociedad de Terapia Intensiva, Adrian Ávila, que señala que las acciones tomadas para enfrentar la pandemia son insuficientes y detalla las falencias del sistema de salud.

Joaquín Sabina, cantautor español autor de canciones como Y nos dieron las diez y 19 días y 500 noches, en una entrevista en Sabinaweb recomienda a la gente “quedarse en su casa” y cumplir la cuarentena. Desde el encierro y recuperándose de un accidente reflexionó así sobre la muerte: “Últimamente se están muriendo muchos amigos. No me llevo bien con la muerte, me llevo muy mal, me llevo fatal con ella. La muerte me parece un crimen atroz y una injusticia. No tengo la menor intención de morirme, que se muera la muerte

También calificó la crisis del coronavirus como “algo apocalíptico” a lo que el ser humano no puede acostumbrarse.

“Me duele mucho la incertidumbre de la gente más desasistida, a los que ni siquiera la familia puede enterrar con un cierto rito de amor”, afirmó, y no cree en aquellos análisis ‘muy optimistas’ que se hacen de que la humanidad saldrá mejor. “…de que vamos a salir mejores personas de esta situación, yo no sé por qué vamos a salir mejores”.