Escucha esta nota aquí

Un grupo de ‘motoqueros’ dedicados al negocio de los delivery, es decir, la entrega de productos hasta las puertas de las casas, bloqueó hoy el centro de la capital cochabambina exigiendo que los dejen trabajar durante la cuarentena rígida

El municipio capitalino ha determinado que desde el 29 de junio hasta el 10 de julio aplicarán una cuarentena rígida con restricciones a la circulación de vehículos, incluyendo los delivery. 

Brayan Ayoroa, encargado de la empresa de delivery Motoser, señaló que exigen que se respete su derecho al trabajo y adujo que el municipio ha otorgado permisos para que durante la cuarentena circule otra empresa de delivery. “O todos o ninguno”, gritaban como consigna los bloqueadores que usaron sus unidades para obstruir el tráfico vehicular desde pasado el mediodía. 

Señaló que los manifestantes son unos 500 de diversas empresas que son las que se sienten afectadas. “Exigimos que se respete el derecho de circulación que ya nos emitieron”, aseveró. 

Por otra parte, respecto a las denuncias de cobros excesivos que estarían realizando por sus servicios, señaló que “no hay pruebas de eso”. 

Por último señaló que el lunes trabajarán de forma normal aunque existan controles policiales y que esperan ser escuchados por el municipio.