Escucha esta nota aquí

La Asociación de Productores de Semillas (Asosemillas) denuncia el contrabando de granos de soya desde Argentina y pide al  Servicio Nacional de Sanidad Agropecuaria e Inocuidad Alimentaria (Senasag) una auditoría a las guías de transporte de granos desde el Gran Chaco-Yacuiba.

El llamado corresponde al presidente de esa organización, Pedro Ángel Pellegrino, quien denunció que se han extendido muchas guías de transporte de granos desde la región del Chaco de Tarija. Según el registro del Instituto Nacional de Innovación Agropecuaria y Forestal (INIAF), durante el mes de mayo en el puesto de control de peaje de Abapó -ruta a Camiri- se registró el paso de 300 camiones con granos de soya cuyo origen corresponde a Yacuiba. Del total, 238 eran unidades de transporte con registro de semillas y 62 con granos comercial con guías de Senasag y las OTB.

El titular de Asosemillas mencionó que Yacuiba es productora de granos de soya para semillas. “No hay producción de granos para la industria por ser antieconómico por el costo del flete a Santa Cruz. De una superficie de 7.500 hectáreas registradas para semillas ante el INIAF se dieron de baja 3.500 hectáreas por sequía y baja producción de calidad de semillas. El resto fueron con destino a las semilleras locales. Entonces, preguntamos al Senasag de dónde salieron los 62 camiones con granos de soya comercial si el impacto de la sequía fue grave”, interrogó Pellegrino.

Además, mediante carta, fue solicitada una auditoría interna al Senasag Yacuiba para que aclare las sospechas de contrabando y otras irregularidades.

El 9 de junio, la Unidad de Coordinación Operativa e Investigación (UCOI) de la Aduana-Gerencia Regional Tarija, en coordinación con las FFAA y la Policía Nacional intervino y retuvo dos camiones, en cuyo interior se encontró maíz y trigo de contrabando con un peso de 50.300 kilos y 33.630 kilos, respectivamente. Fueron interceptados en el punto de inspección aduanero Villamontes por duplicidad de la guía de transporte interno de granos emitida por el Senasag.

Desde el Senasag, el director ejecutivo nacional, Pablo Bálcazar Gutiérrez, dijo no conocer la carta que solicita la auditoría.  Reconoció que la pandemia condiciona el trabajo logístico y operativo en el contrabando de grano de soya que se registra en esa zona. Empero, dijo que se está coordinando con el INIAF un plan para que en el marco de sus  competencias, se establezcan mecanismos de verificación y certificación del grano. 

“Se prevé la presencia de personal, tanto del Senasag e INIAF, en los puestos de control de peaje y pesaje para precintar los camiones a fin de que el grano para semilla llegue a las procesadoras y el grano comercial a las industrias”, subrayó.