Escucha esta nota aquí

La Cámara Agropecuaria de Cochabamba (CAC) solicitó a la Asamblea Legislativa Plurinacional  que autorice el acceso al país de los créditos aprobados por organismos multinacionales para reforzar el combate a la pandemia del coronavirus y poner en marcha los programas de reactivación del aparato productivo nacional.

La organización emitió un pronunciamiento  en el que solicitan a la Asamblea la aprobación de leyes para acceder a los créditos internacionales comprometidos por el Banco Mundial. A la par, exigen al Ministerio de Desarrollo Rural y Tierras que proceda a la inmediata ejecución de los proyectos comprometidos con el sector, con la activación estatal y absoluta transparencia, a fin de evitar la ruptura de la cadena alimenticia de este departamento.

Las instituciones asociadas a la CAC, en reunión ampliada de su directorio y con organizaciones productivas agropecuarias del occidente del país, conocieron inextenso el plan de rehabilitación agropecuaria inmerso en el Decreto 4272 -artículos 60-61-62 y 63-  que tomó como base la construcción de los ‘Lineamientos agropecuarios hacia el 2050’ elaborados con el Ministerio de Desarrollo Rural y Tierras,  Confeagro y el apoyo técnico del Banco Mundial y la FAO. Sus pilares se sostienen en la reactivación productiva con nuevos mercados, inocuidad y salud pública, financiamiento de emergencia, impulso a la demanda y consolidación de los mercados de exportación.

Alude que en la actualidad el sector se encuentra muy deprimido por causa de las medidas de aislamiento impuestas para disminuir el impacto del Covid-19,  lo que precipitó la caída de la demanda agregada, cierre de mercados nacionales y de exportación, falta de apoyo financiero para capital de operaciones e inversión, poca o ninguna compra estatal, asistencia técnica y desempleo.

La CAC pide que conlos recursos económicos del Ministerio de Desarrollo Rural y Tierras se inicie la ejecución del ‘plan de rehabilitación agropecuaria’, comenzando por la activación del “fondo de garantías sectoriales”, es decir, créditos con tasas que no excedan el 5% anual, plazos mayores a cinco años con periodos de gracia, y que los préstamos sean respaldados por el fondo de garantías. 

El miércoles, el Gobierno lanzó el Programa Nacional de Reactivación del Empleo para preservar al menos cuatro millones de fuentes laborales con la inyección de un  fondo que se canalizará mediante cuatro programas (Programa Directo de Empleo, Fondo de Reactivación Post Covid-19 (FORE), Fondo de Garantía Sectorial (Fogasec) y Fondo de Garantía para el Crédito de Vivienda Social y Solidaria.  

La recuperación de los sectores golpeados por el Covid-19” se plantea a través de recursos del Tesoro General de la Nación (TGN), créditos internacionales y la emisión de bonos.