Escucha esta nota aquí

Egipto, Etiopía y Sudán acordaron que el gobierno etíope retrasará el inicio del proceso de llenado de un mega embalse sobre el Nilo, como parte de un acuerdo integral sobre el proyecto que ha agravado las tensiones entre los tres países, anunció el viernes la presidencia egipcia.

Etiopía había presionado previamente para comenzar a llenar la gigantesca presa del río Nilo el próximo mes a pesar de la vehemente oposición de Egipto y Sudán, aguas abajo, y la disputa llegó a la ONU la semana pasada.

La oficina del presidente egipcio, Abdel Fatah al Sisi, señaló el viernes que "un acuerdo final legalmente vinculante para todas las partes (...) será presentado en una carta al Consejo de Seguridad de la ONU para que lo considere en su sesión discutiendo el tema de la Presa del Renacimiento el próximo lunes"

El primer ministro de Sudán, Abdalla Hamdok, fue más explícito y apuntó en un comunicado que "se acordó que el llenado de la presa se retrasará hasta que se llegue a un acuerdo".

Su oficina dijo que los comités técnicos de los tres países tratarán de llegar a un acuerdo concluyente dentro de dos semanas, como sugerido por Etiopía.

"Sudán es uno de los mayores beneficiarios de la represa y también uno de los mayores perdedores si no se mitigan los riesgos, por lo que insta a Egipto y Etiopía a la inminente necesidad (...) de encontrar una solución", agregó Hamdok.

Este entendimiento se produjo después de una sesión virtual de emergencia del Consejo Ejecutivo de la Unión Africana, presidida por el mandatario de Sudáfrica, Cyril Ramaphosa.

Las tensiones políticas se han intensificado entre Etiopía, Egipto y Sudán después de que las recientes conversaciones ministeriales no lograron llegar a un acuerdo sobre el llenado y el funcionamiento de la Gran Presa del Renacimiento de Etiopía (ERGE).

Egipto, que considera ese embalse como una amenaza existencial, apeló la semana pasada al Consejo de Seguridad de la ONU para que interviniera en la disputa.

Egipto teme que la presa afecte severamente su suministro de agua del Nilo, que proporciona casi el 97% de las necesidades de agua dulce del país.

Por su parte, Etiopía afirma que la presa es indispensable para sus necesidades de electrificación y desarrollo.

El Nilo es un salvavidas que suministra agua y electricidad a los 10 países por los que atraviesa.