Escucha esta nota aquí

Coca-Cola, que invierte enormes cantidades de dinero en anuncios, comunicó este viernes que iba a suspender por al menos 30 días sus publicidades en redes sociales, como parte de una campaña contra el racismo en esas plataformas. 

"No hay lugar para el racismo en el mundo y no hay lugar para el racismo en las redes sociales", dijo James Quincey, el director ejecutivo del gigante mundial, en un breve comunicado. 

El 17 de junio varios grupos de defensa de derechos civiles organizaron un boicot publicitario en contra de Facebook como respuesta al "fracaso reiterado de Facebook para abordar de manera significativa la gran proliferación de odio en sus plataformas", dice un comunicado de prensa publicado en el sitio web de la Liga Anti-difamación. Marcas como Uniliver, Verizon, Ben & Jerry's, Patagonia, entre otras se han sumado al boicot. 

Como respuesta, Mark Zuckerberg, presidente ejecutivo de Facebook, dijo que la compañía actúa rápidamente para reducir este tipo de discurso dentro de la plataforma y también anunció que a partir del 26 de junio Facebook adoptará nuevas políticas contra el discurso del odio.

"Específicamente, estamos ampliando nuestra política de anuncios para prohibir las afirmaciones de que las personas de una raza, etnia, origen nacional, afiliación religiosa, casta, orientación sexual, identidad de género o estatus migratorio específicos son una amenaza para la seguridad física, la salud o la supervivencia de los demás. También estamos ampliando nuestras políticas para proteger mejor a los inmigrantes, migrantes, refugiados y solicitantes de asilo en los anuncios que sugieren que estos grupos son inferiores o que expresan desprecio, despido o asco hacia ellos", dijo Zuckerberg.