Escucha esta nota aquí

Está ansioso de volver a las canchas, pero es consciente de que debe cumplir los tiempos de recuperación que implica la rotura del ligamento cruzado anterior de la rodilla derecha, que sufrió en octubre. Maximiliano Ortiz, defensor de The Strongest, cumple el último mes de fortalecimiento  en su casa en Calamuchita (Córdoba), donde no ha llegado el Covid-19.

“Tranquilo en mi casa, llevando una vida normal, acá gracias a Dios no hay ningún caso (coronavirus), entonces de esa parte no nos podemos quejar porque estamos llevando una vida normal”, sostuvo el defensor boliviano-argentino, que hasta antes de su lesión era un fijo en las alineaciones de Mauricio Soria. Ahora el DT es Alberto Illanes, que hasta la fecha 12 del Apertura, cuando se decretó la cuarentena, dejó líder del torneo al Tigre, junto a Always Ready.  

El exBlooming relató que no fue fácil el viaje a su natal porque fue largo, pero  beneficioso para recuperación. “Tuve una odisea en el viaje, fueron 70 horas para poder llegar a casa, pero valió la pena porque acá estoy trabajando con un kinesiólogo en un centro de alto rendimiento para obtener el alta médica cuando todo esto vuelva a la normalidad”.

Relató que su recuperación marcha bien y que estará listo para volver a entrenarse a la par de sus compañeros en unos 30 días: “Gracias a Dios ya empecé a correr, estoy haciendo trabajos intermitentes. Calculamos que de acá a un mes ya voy a obtener el alta médica para poder hacer todo tipo de trabajos”.

Los trabajos que hace actualmente se centran en la parte aeróbica y en fuerza. “El primer objetivo es volver a estar al 100 %, sin sentir ninguna molestia, ni ninguna dolencia y entrenar a la par de mis compañeros”

Una vez recuperado, aseguró que se centrará en el objetivo grupal del Tigre, que es “buscar el título”. Agregó que “lo único que nos queda es devolverles ese cariño (al hincha) con triunfos y con campeonatos”./(27 JUN 2020)