Escucha esta nota aquí

El Covid-19 ha echado por tierra las esperanzas de muchos jóvenes de encontrar trabajo, pero el ejército de Dinamarca está dispuesto a paliar el desempleo juvenil con la apertura de oportunidades en el servicio militar.

A partir de este verano se crearán unos 150 nuevos puestos de los 5.000 presupuestados actualmente, dijo la ministra de Defensa Trine Bramsen, miembro del partido socialdemócrata en el poder.

"Sabemos que muchos jóvenes no saben qué hacer en este momento y queremos que aprovechen las ofertas del ejército. El servicio militar forma parte. Actualmente hay lista de espera y queremos que tengan una plaza", explicó la ministra a la agencia danesa Ritzau.

En teoría, el servicio militar es obligatorio para los hombres en el país nórdico, aunque solo una pequeña fracción de cada franja de edad participa. Más del 99% son voluntarios.

El ejército danés, que participa en varias coaliciones occidentales desde inicios de siglo (Afganistán, Irak, Libia o más recientemente en Mali), decidió en 2018 aumentar en un 10% el número de reclutas, es decir, unas 500 plazas. No obstante, muy pocos están desplegados en combate.

La vecina Suecia, con las tensiones con Rusia del otro lado del Báltico, decidió en 2017 restablecer el servicio militar, siete años después de su supresión.