Escucha esta nota aquí

El ministro de Desarrollo Productivo, Óscar Ortiz, informó este sábado que el Gobierno no tocará los Bs 13.000 millones contemplados para la construcción de la planta de Propileno y Polipropileno para financiar el programa de reactivación de la economía, golpeada por el coronavirus.

Ortiz dijo que el Gabinete Económico decidió no usar estos recursos para evitar conflictos sociales. En la víspera, diferentes sectores  de Tarija rechazaron la transferencias de estos recursos y amenazaron con protestas en defensa de la construcción de la planta, como había anunciado el jueves el Gobierno en su plan de reactivación económica.

“Ayer (por el viernes) se ha definido dejar de lado la posibilidad de usar los recursos de la planta, porque este decreto busca reactivar la economía del país (afectada por la pandemia) y no generar un conflicto”, señaló Ortiz  en el programa sabatino ¡Qué Semana! que se transmite por EL DEBER Radio, 



Esta trasferencia de fondos fue planteada por el Gobierno de Transición para financiar un programa que prevé la generación de 50.000 empleos mensuales y reactivar la economía que se ha visto afectada por el coronavirus.

La autoridad estatal señaló que se recurrirá a créditos externos para obtener recursos con organismos internacionales, y mediante la emisión de bonos del Banco de Desarrollo Productivo (BDP).

En ese sentido, llamó a la Asamblea Legislativa Plurinacional, dominada por el MAS, a aprobar una ley que permita acceder a los préstamos ofrecidos por organismos internacionales por más de $us 1.500 millones.

“Si bien ellos están haciendo un bloqueo político, al Gobierno están afectado al funcionamiento del Estado”, sostuvo Ortiz.

Desglosando algunos puntos del programa, el ministro de Desarrollo Productivo dijo que el plan se enfoca en la reactivación económica mediante la inyección de liquidez en el sistema financiero y que estas entidades puedan canalizar estos recursos al público mediante créditos.