Edición Impresa

Cara a cara

Roberto Lorenzo Dotti Rivoire 27/6/2020 10:20

Escucha esta nota aquí

Horas difíciles vive la región (108.222 fallecidos y casi 2,4 millones de casos en Latinoamérica), sobre todo en países como Brasil y México. La escalada se remarca a medida que se testea. Brasil es el país más castigado de esta parte del continente y segundo en el mundo con casi 56.000 muertes, 1.280.000 contagios y casi 700.000 recuperados. México, que entre sismos, temblores y ataques del narcotráfico a civiles y jefes de seguridad, sufre las consecuencias de una pandemia tan silenciosa como feroz. Más de 208.000 contagiados, casi 26.000 muertos y 120.000 personas recuperadas de la enfermedad. Lo propio pasa en Argentina, ayer su Gobierno determinó endurecer las medidas de confinamiento en Buenos Aires por la escalada de casos. La ola de frío que sube desde el sur y el aumento de contagios por coronavirus en la región nos indican que la mejor manera de pasar el invierno es quedándonos en casa.

Mientras el mundo registra casi 10 millones de casos de coronavirus y bordea las 500.000 muertes, surge una nueva controversia, la segunda ola. Ayer la Organización Mundial de la Salud determinó una lista de países con rebrotes del Covid-19, que incluyó a Kosovo, Albania, Armenia, Suecia, Moldavia, Macedonia del Norte, Azerbaiyán, Kazajstán, Kirguistán, Ucrania y Bosnia y Herzegovina. Es que a medida que la mayoría de los países han ido reduciendo las restricciones, muchos vieron el resurgimiento de casos que comenzaron a preocupar, debido al desborde en los sistemas de salud en aquella región. Es que la expansión de la pandemia en el Viejo Continente tiene números: 700 fallecidos diarios y 20.000 nuevos casos. Ya son más de 2,5 millones de afectados. Razones suficientes para volver a poner las barbas en remojo.