Escucha esta nota aquí

El flujo de remesas en el primer cuatrimestre de 2020 cayó en un 27,85%, según datos del Banco Central de Bolivia (BCB). Hasta abril de este año, los recursos enviados por los bolivianos residentes en el exterior llegaron a $us 316,6 millones.

La cifra es inferior a los $us 438,8 millones registrados en el mismo periodo del 2019.

De acuerdo con el BCB esta caída se debe a las medidas para contener la propagación del Covid–19 que fueron adoptadas en la mayoría de los países emisores de remesas familiares, como las cuarentenas y aislamientos.

Actualmente, la pandemia ha paralizado a las principales potencias económicas del mundo, que recurrieron a estas medidas para frenar el avance de la enfermedad.

Por país de origen, según el ente emisor, las remesas provinieron, principalmente, de España, con el 39,5%; Estados Unidos, con el 21,4%; Chile, 12,9%; Brasil, 6,5%, y Argentina con el 4,8%.

Con relación al destino, un 43,1% de las remesas llegaron a Santa Cruz. Para Cochabamba fueron destinadas un 31,6% y para La Paz el 12,2%.

En 2019, según datos del Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE), las remesas rondaron $us 1.318 millones, siendo estas el segundo principal ingreso del país, después de las exportaciones.

Entre 2006 y 2019 las remesas recibidas superaron los $us 15.000 millones.