Escucha esta nota aquí

Una veintena de sospechosos han sido detenidos por el atentado al que sobrevivió este viernes el secretario de Seguridad de Ciudad de México, Omar García Harfuch, en el que murieron tres personas y cuya autoría apunta a un poderoso cártel del narcotráfico.
 

Entre los capturados figura un hombre al que la Fiscalía de Ciudad de México señaló como "uno de los principales posibles integrantes del grupo" que atacó la caravana del funcionario en la mañana en el oeste de la capital.

   Identificado como José Armando "N", el presunto delincuente fue arrestado junto con otros dos hombres y dos mujeres en el sureste de la ciudad.

   Previamente, la Fiscalía había anunciado la detención de 12 supuestos implicados, entre ellos un colombiano, mientras el Secretario de Seguridad, Alfonso Durazo, aseguró que en la acción la escolta redujo a dos atacantes.

   Herido de bala en el hombro, la clavícula y la rodilla, el funcionario responsabilizó del ataque al Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), uno de los más sanguinarios y con mayor presencia operativa en México, según autoridades.

   "Salí de cirugía, estoy bien", escribió García Harfuch, de 38 años, la noche del viernes en Twitter.

   Dos escoltas y una mujer que transitaba en auto por el lugar murieron, mientras que una joven resultó herida.

   "Nuestra Nación tiene que continuar haciéndole frente a la cobarde delincuencia organizada", había tuiteado más temprano el secretario, en el cargo desde octubre de 2019.

   

  Decenas de pistoleros​

   

   Sin señalar a un grupo en particular, el presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó que el atentado tiene que ver, "sin duda", con el trabajo de los organismos de seguridad.

   Cámaras de vigilancia captaron el momento en que un camión se estaciona en medio del céntrico Paseo de la Reforma, en la lujosa zona de Lomas de Chapultepec, y de su interior bajan una veintena de individuos con armas largas para la emboscada.

   Otros se quedan arriba del vehículo, desde donde se organizan y apuntan aparentemente a la espera de García Harfuch, según las imágenes difundidas por la cadena Televisa.

   Durazo detalló que en el hecho se emplearon armas de grueso calibre, incluido un fusil Barrett de alta potencia.

   La Fiscalía, por su parte, indicó que en la acción intervinieron al menos 28 delincuentes y se decomisaron granadas.

   "Detrás de este atentado se encuentra una organización criminal consolidada, dado el poder de fuego que muestran las imágenes", reconoció el ministro Durazo, aclarando que la acusación contra el CJNG es una de las pistas que se investiga.

   Además, confirmó que hace una semana se recibieron amenazas de un grupo criminal -al que no identificó- contra funcionarios de seguridad.

  Pieza clave contra el narco

   La alcaldesa de la capital, Claudia Sheinbaum, recordó que García Harfuch ha participado en "detenciones importantes de la delincuencia organizada".

   Como jefe de investigación criminal de la Fiscalía General, el funcionario fue clave para capturar a cabecillas del crimen organizado.

   Copartidaria de López Obrador, Sheinbaum aseguró que "de ninguna manera" teme por su vida y que tampoco está previsto reforzar su esquema de protección.

   Policías y ambulancias colmaron calles de Lomas de Chapultepec, donde después del ataque quedaron cientos de casquillos en el piso, además de esquirlas y fragmentos de granadas, según testigos de la AFP.

   Un video difundido en redes sociales mostraba además una panorámica de la zona mientras se escuchaban numerosas detonaciones.

   En la Zona Metropolitana del Valle de México, conformada por la capital y su vasta conurbación, operan unos seis grupos del crimen organizado, incluido el CJNG, informó el jueves la secretaría de Defensa Nacional.

   Pese a la creciente violencia criminal que golpea a México desde hace más de una década, la capital mantiene relativa calma frente a otras zonas del país, donde el crimen organizado actúa con mayor impunidad.

   Desde diciembre de 2006, cuando el gobierno lanzó una ofensiva militar antidrogas, hasta mayo pasado se han registrado 290.474 asesinatos, según cifras oficiales que no detallan cuántos casos estarían ligados a la criminalidad.

Ayer viernes fueron encontrados 14 cadáveres en una carretera del estado de Zacatecas (norte).