Escucha esta nota aquí

Abraham Cabrera está cómodo en Nacional Potosí, club que lo fichó esta temporada luego de haber mostrado un buen rendimiento el año pasado en Real Potosí.

Si, pasó a la otra vereda como se dice en la jerga futbolera, ya que la Villa Imperial cuenta con dos equipos en la División Profesional, cada uno con aguerridas hinchadas que ofrecen un bonito marco de público en el estadio Víctor Agustín Ugarte cada vez que se enfrentan.

Cabrera afronta la cuarentena por la pandemia en la capital cruceña con su esposa, Ruth Prada. Contó que una vez por semana entrena todo el grupo de jugadores de Nacional Potosí, vía zoom, y el resto lo hace cada uno por su cuenta, pero con un plan que supervisa el entrenador del equipo, el chileno Sebastián Núñez.

“Gracias a Dios nadie de mi familia enfermó por el Covid-19. Nos estamos cuidando bien”, dijo Cabrera, de 29 años, y que el 2010 debutó en Bolívar.

El defensor cruceño dijo que la continuidad que ha tenido desde el año pasado tanto en Real Potosí y ahora en Nacional le ha permito mostrar un mejor rendimiento y eso lo hace sentirse bien porque no descarta volver a una convocatoria a la selección nacional.

También destacó el trato económico que él y sus compañeros tienen en el club, que en días pasados pagó el salario de mayo. “Con el club hay una buena relación. Logramos un acuerdo económico sobre el porcentaje de reducción salarial y hace poco nos pagaron mayo”, dijo.

Además, Cabrera comentó que afortunadamente no lo afectó la crisis sanitaria y los problemas que ha originado a los clubes por la falta de ingresos económicos.  “Estamos bien en lo económico porque ahorré desde los años que estoy en el fútbol. A eso se suma el apoyo de mi esposa y emprendimientos familiares que tenemos para buscar otros ingresos”, sostuvo el zurdo defensor, que el 2018 defendió los colores de Oriente Petrolero. (27 JUN 2020)