Escucha esta nota aquí

Varios responsables de ONG lanzaron un pedido en Francia para que una futura vacuna contra el nuevo coronavirus sea accesible a todo el mundo, y advirtieron del riesgo de un "nacionalismo" en esta cuestión.

"Los temores de que un 'nacionalismo' en la cuestión de la vacuna sumado a una carrera por las ganancias obstaculicen el acceso para las personas más expuestas y desprotegidas, por ejemplo aquellas que viven en los países en desarrollo, son muy reales", afirman en una declaración publicada en el diario Le Journal du Dimanche esos responsables, entre ellos Cécile Duflot (Oxfam), Najat Vallaud-Belkacem (France One), Thierry Allafort (Médicos Sin Fronteras) y Philippe de Botton (Médicos del Mundo).

"Desde hace dos meses las cumbres internacionales se suceden y Francia muestra su voluntad de que la futura vacuna contra el SARS-CoV2 sea accesible en todo el mundo", escriben. Pero "detrás de bastidores se ha abierto una áspera competencia entre las naciones y los grupos farmacéuticos por el desarrollo de las vacunas", continúan.

El grupo Sanofi había generado una gran polémica en mayo cuando su director general se refirió a la posibilidad de favorecer a Estados Unidos para la distribución de una posible vacuna.

"Nuestras asociaciones tienen la experiencia de años de lucha para el acceso a tratamientos frente a una industria farmacéutica poco escrupulosa. ¡No se pueden repetir los mismos errores!", estiman las ONG, para las cuales "para hacer que las futuras vacunas sean un bien público mundial hay que garantizar precios accesibles para todos los países y todas las poblaciones".