Escucha esta nota aquí

Seis cárceles en el país ahora concentran los reclusos que dieron positivo al coronavirus. El penal de Palmasola en Santa Cruz es el centro en el que se ha identificado más casos y donde se encuentran más personas aisladas.

El viceministro de Seguridad Ciudadana, Wilson Santamaría, hizo conocer la estadística nacional y agregó que desde la Dirección Nacional de Régimen Penitenciario se está trabajando para evitar que el Covid-19 golpee con mayor fuerza en las cárceles a escala nacional.

La autoridad gubernamental dijo que en el penal más poblado del país, Palmasola, la situación de los contagios por el coronavirus ya fue controlada. Precisó que esto se logró con la acciones que se aplicaron en las semanas pasadas.

De acuerdo con la información estadística del Gobierno, actualmente en Palmasola hay 59 reos que dieron positivo a la enfermedad, mientras que otros 52 internos  son sospechosos de estar con Covid-19, por lo que este grupo de personas está aislada en la Casa Blanca que perteneció al reo Oti, que fue trasladado y asesinado en otro penal del país.

El penal de Mocoví en Trinidad, Beni, es el segundo centro con mayor número de afectados. Hay 32 reclusos que resultaron positivo al Covid-19 y otros seis que esperan el resultado de las muestras que les tomaron para saber si son confirmados como afectados por el coronavirus. Los reos se mantienen en el aislamiento al que fueron enviados preventivamente.

El penal de San Roque, en la capital del país Sucre, es el tercer reclusorio con más afectados por esta enfermedad. Allí hay 29 internos que dieron positivo al virus, los mismos que han sido aislados en tres ambientes dispuestos para este fin. Además, se han instalado consultorios médicos y el Gobierno dotó camas, medicamentos y camas.

Finalmente, el departamento de Cochabamba es el que cuenta con más casos de infectados por coronavirus en los penales, ya que hay casos positivos en las cárceles de San Sebastián (3 evacuados a hospitales), El Abra (uno aislado en el lugar denominado Área 51) y San Pablo, en Quillacollo, donde hay dos reos aislados sospechosos de portar la enfermedad.

Además, Santamaría precisó que hasta la fecha se han realizado alrededor de 400 indultos y amnistías a escala nacional. La autoridad reconoció que era lo que se esperaba en materia de descongestionamiento de los penales, pero agregó que se seguirá trabajando para mejorar estas cifras.