Escucha esta nota aquí

La travesía para superar las secuelas generadas por el coronavirus en la economía no será corta. Este domingo el ministro de Desarrollo Productivo, Óscar Ortiz, informó que el país demorará dos años en superar los efectos desastrosos provocados por la pandemia en los bolsillos de la gente y en las empresas.

Desde el 22 de marzo el país entró en una cuarentena rígida que paralizó  las diferentes actividades económicas. A más de 100 días de dictada esta medida, la economía siente las secuelas generadas por el paro obligado, pero necesario para evitar el avance del coronavirus.

Esto se traduce en despidos y cierre de empresas, que se vieron obligadas a tomar esta radical medida debido al poco o nulo ingreso que recibieron durante la emergencia sanitaria.

“Las consecuencias de la pandemia sobre la economía se extenderá por, al menos, dos años. La paralización, con la cuarentena, ha afectado actividades económicas, cuesta mucho reponer un empleo que se pierde", señaló Ortiz, en una entrevista realizada en el programa Primero La Verdad, emitido cada domingo en la red televisiva estatal Bolivia TV.

La autoridad explicó el alcance del Programa Nacional de Reactivación del Empleo que lanzó este jueves el Gobierno para enfrentar la crisis económica que generó la pandemia en el país.

“El empleo es lo que más se verá afectado (por la pandemia). Hay que atender la salud, es la prioridad de los tres meses adelante, pero la economía también es importante", dijo la autoridad.

La iniciativa prevé la inyección de al menos Bs 30.000 millones en toda la economía, recursos que saldrán del TGN y del financiamiento externo. De acuerdo con el programa, se prevé crear alrededor de 50.000 empleos nuevos por mes.

Ortiz sostuvo que todo el esquema de financiamiento “está dirigido, principalmente, a preservar el empleo en actividades económicas empresariales. También se busca priorizar la inversión pública en proyectos que tengan mayor absorción de mano de obra para generar empleos".

El programa estatal prevé la creación del Fondo de Reactivación Post Covid -19 (Fore) de Bs 12.000 millones con el que se pretende reprogramar créditos “porque hay empresas que no han podido trabajar y les  costará reponerse. Será necesario readecuar los créditos".

“Se busca preservar empleos para que las microempresas puedan seguir funcionando. Cuando se abra la economía vamos a tener meses con menores ingresos y por eso es clave que las microempresas puedan reprogramar sus créditos", sostuvo Ortiz.