Escucha esta nota aquí

Paraguay entregará la presidencia pro témpore del Mercosur a Uruguay en una cumbre por videoconferencia debido a la pandemia de coronavirus, en medio de tensiones entre los socios y negociaciones comerciales. 

El ministro de Relaciones Exteriores de Paraguay, Antonio Rivas, resaltó que "pese a las dificultades y desafíos impuestos por la pandemia", durante la presidencia pro témpore de Asunción "se realizaron 150 reuniones en todos los niveles, desde reuniones técnicas hasta los órganos con capacidad decisoria" del bloque regional. 

Y resaltó "avances importantes" en los acuerdos con la Unión Europea y con la Asociación Europea de Libre Comercio (EFTA), así como en las negociaciones en curso con Canadá, Corea, Singapur y Líbano.

El tablero del Mercosur 

No obstante, Argentina marcó un punto de tensión al anunciar a fines de abril que se apartaba de futuras negociaciones de libre comercio del Mercosur debido a los efectos de la pandemia, aunque indicó que se mantenía en las tratativas con la UE.

Días después, Paraguay anunció que Argentina continuaba en las negociaciones comerciales con Canadá, Corea, Singapur y Líbano.

"Argentina no se baja, solo que establece una modalidad operativa un poco más exigente en la medición de impactos, lo cual es saludable. Es un alivio", dijo el 6 de mayo el vicecanciller de Paraguay, Didier Olmedo, a la AFP.

La cancillería argentina dijo luego que lo que no desea es "una apertura frívola que exponga su estructura de producción a la competencia externa", sino que se proteja el empleo y la producción interna.

El embajador argentino en Asunción, Domingo Peppo, dijo este domingo que su país "nunca pateó el tablero" del Mercosur, sino que lo que buscó fue "ganar un tiempo porque tiene algo muy importante que resolver, que es su deuda y que sea sustentable en el tiempo".

Argentina, en recesión desde 2018, está embarcado en una difícil negociación para reestructurar una deuda de 66.000 millones de dólares.

"Lo que queríamos era ver con mas detenimiento esos acuerdos extra Mercosur porque no queríamos afectar ni dañar sectores que no están preparados", precisó el embajador.

"Guerra fría" 

El canciller Rivas enumeró en conferencia de prensa lo que consideró logros del semestre a pesar de la pandemia.

"En el plano regional se intensificaron las conversaciones con la Alianza del Pacífico", dijo. "Hay avances en la discusión de elementos para la adecuación del sector automotor a la unión aduanera, avances en las negociaciones del protocolo de comercio electrónico".

"Paraguay seguirá siendo un protagonista activo en la construcción de una verdadera integración regional porque creemos que la unión y la solidaridad de nuestros pueblos son los caminos a recorrer para acceder al desarrollo y lograr el bienestar", sostuvo.

Sin embargo, el excanciller paraguayo Rubén Ramírez consideró que la falta de entendimiento entre los presidentes de Argentina, Alberto Fernández, y de Brasil, Jair Bolsonaro, "amenaza seriamente el relacionamiento externo del Mercosur que tiene una agenda muy dinámica y que se debate encima entre la globalizacion o desglobalizacion". 

"Las discusiones ideológicas en un escenario de crisis no contribuyen a los objetivos superiores de la lucha contra el peor mal que tiene la región que, ademas del coyuntural problema de la pandemia, es la pobreza", indicó, en alusión a una "guerra fría" entre Fernández y Bolsonaro.

Recordó que al finalizar el año "habrá 30 millones de pobres más en el continente, de acuerdo con cifras de la Cepal" y destacó que el "Mercosur es nuestra plataforma regional de proyección hacia el mundo".